Tecnología | Publicado el

Ni Samsung ni Apple: en China mandan los chinos


En los comercios locales del centro de Bejing es imposible encontrar otras marcas que alguna vez fueron líderes allá, como Lenovo, tampoco las taiwanesas HTC o Asus. FOTO Jonathan Montoya GArcía

En la Ciudad Prohibida, en China, el complejo palaciego de Pekín construido hace 600 años que ahora es uno de los mayores atractivos turísticos para quienes visitan la ciudad, posar para una foto es casi una obligación. Atravesarlo sin detenerse y sonreírle a una cámara es imposible; y cuando allí se habla de cámara, se hace referencia al teléfono inteligente, el que todos llevan en la mano o sostienen en un selfie stick. No necesitan más que el dispositivo para tener un recuerdo de la visita al antiguo lugar.

Pantallas de gran tamaño y alta resolución, colores brillantes y únicos como el greenery –el color del año según Pantone– se ven entre los celulares de la gente que se amontona para lograr captar algo del interior del Salón de la Suprema Armonía y de otras zonas de la Ciudad Prohibida

Oppo, Vivo, Xiaomi y Huawei son las marcas de esos teléfonos, las mismas que ponen sus impresionantes publicidades en lugares que, al contrario de la Ciudad Prohibida, no llevan a la gente al pasado sino al futuro, como el aeropuerto de Shenzhen, que desde el aire parece una nave espacial.

Los casi 1.400 millones de habitantes de ese país han sido importantísimos para que Huawei, Vivo, Xiaomi y Vivo ocupen el tercero, cuarto, quinto y sexto lugar, respectivamente, entre las compañías que más venden teléfonos inteligentes en el mundo según la firma de monitoreo International Data Company (IDC); las cuatro son chinas.

Samsung y Apple están en los dos primeros puestos del listado, pero el crecimiento interanual que han mostrado –Samsung (1,4 %) y Apple (1,5 %)– ni se acerca al de las marcas que nacieron en el país gigante asiático: Huawei (19,6 %), Oppo (22,4 %) y Xiaomi (58,9 %).

Los líderes chinos

Con esas cifras podría deducirse que, a pesar de que en Latinoamérica algunas de esas marcas no se conocen, van por la conquista de diferentes mercados, entre ellos el nuestro, porque en el chino no tienen competencia, la lucha es entre ellas.

Según publicó la compañía de investigación GFK en su estudio China handset retail, los primeros cinco lugares de las 10 de marcas más vendidas en ese país los ocupan: Huawei (21,7 %), Oppo (17,1 %), Vivo (16,1 %), Apple (11,1 %) y Xiaomi (10,2 %); de las 10, ocho son chinas, y Samsung está en el octavo puesto con el 2,7 % de participación.

Y no es que los teléfonos chinos sean mucho más económicos, 300 dólares es el precio promedio que paga la gente por un celular en China, dice GFK. Además, los resultados de la investigación muestran que en los últimos años las personas han estado dispuestas a invertir más en la gama alta, y en ese segmento Huawei y Apple (con sus últimos iPhones), son las marcas líderes allá, en las que la gente gasta más dinero, disponiendo de hasta 750 dólares para pagar por un equipo.

En el caso de Huawei la gama alta la componen sus flagships (buques insignia), es decir, los que tienen las mejores características; y para las personas que no tienen la posibilidad de invertir tanto en un teléfono, la empresa dispone de la marca Honor, que pertenece a la gama media.

Esas grandes marcas en China –Huawei, Oppo, Vivo y Xiaomi– cada vez se quedan con más participación en el mercado de ese país, reduciendo solo al 9 % la participación de las compañías que no están entre las 10 primeras.

Para Qingkai Zong, analista senior de GFK China sobre Telecom, el crecimiento de las marcas chinas en ese mercado se debe principalmente a que durante muchos años su país no fue destacado en la fabricación de productos tecnológicos como teléfonos inteligentes, y los consumidores preferían marcas extranjeras; pero ahora, con el surgimiento de todas estas compañías que hacen grandes inversiones en innovación, la gente ha adquirido más confianza en sus productos. “Han logrado llamar la atención de los consumidores, y en términos tecnológicos estas marcas son igual de competitivas que las internacionales”, señala Zong.

Por esta razón les gustan

Entre las características por las que prefieren los teléfonos chinos están: el tamaño de la pantalla (mayor a 5.5”), la tecnología NFC o de toque (mediante la cual se hacen pagos ) y la inclusión de sistemas de identificación seguros como el reconocimiento de voz y las mejoras en el uso de la huella digital con sensores ocultos e intuitivos.

Sobre estas marcas que dominan el mercado Chino, IDC señala, en el caso de Huawei, que su tercer lugar en el top de vendedores en el mundo se debe a su liderazgo en China y a sus grandes ventas en Europa. Asimismo subrayan que si la compañía quiere alcanzar a Apple, e incluso pasarla, debe llegar con fuerza al mercado de Estados Unidos. De Oppo, IDC comenta que ya es líder en muchos mercados del sudeste de Asia, y que Xiaomi ha sido bastante fuerte en el mercado de India donde ha expandido su presencia offline abriendo su primera tienda Mi Home.

Que los teléfonos hechos en China les encanten a los chinos se debe, según Qingkai Zong, a que no les importa la marca, “les interesa la innovación”, y de eso sí que se preocupan las compañías de ese país: el Xiaomi Mi Mix fue el primer smartphone con una pantalla sin biseles, y Huawei tendrá el primer teléfono con un chip con inteligencia artificial, el Mate 10 que se lanzará el próximo 16 de octubre. Además, Zong destaca el precio competitivo de los dispositivos chinos.

Este año las ventas de teléfonos inteligentes alcanzarán la cifra de 1.860 millones de unidades, un crecimiento de 30 millones más en comparación con los datos de 2016. No obstante el mercado global está perdiendo velocidad en el crecimiento, excepto en China, donde todos tienen un smartphone que además de servirles de cámara para tomar fotografías de los sitios más antiguos o más modernos, les ayuda a comprar por toda la ciudad, transportarse en bicicleta o pedir un domicilio, algo en lo que se han vuelto expertos.

70,5%

del mercado de teléfonos inteligentes tienen las cinco primeras marcas chinas del top10 de ese país.

Tres marcas son líderes en la venta de celulares en China: Huawei, Oppo y Xiaomi. Estas lograron convencer a un público con su relación precio-calidad y entregándole innovación a través de los dispositivos.

Contexto de la Noticia

Antes de 2013 la competencia de venta en China se daba solo en las tiendas físicas, sin embargo desde ese año se sumaron también los canales en línea y cada vez se diversifican más los actores del mercado minorista. De esa manera confluyen tiendas, operadores y comercios online en la venta de smartphones, destacándose las tiendas físicas que buscan que la gente pueda tener una gran experiencia en ellas. De 280 mil tiendas en 2012 se pasó a 260 mil tiendas en 2017, pero las que han cerrado son los puntos no especializados o no profesionales, los que sí lo son cobran cada vez más relevancia. Para potenciar las ventas a futuro estos canales recurrirán al big data para conocer las necesidades de los consumidores.


Powered by