Tecnología | Publicado el

Hasta robots están diseñando para que atiendan a los adultos mayores


ilustración Esteban parís

Se llama Snow, que en español significa nieve, y tiene forma de pingüino. Dicen que es amable y que sorprende a quien lo usa. Es un robot de apenas 1.50 metros, 30 kilos de peso y está hecho para que acompañe a los adultos mayores chinos que enfrentan una problemática: la soledad.

En el país asiático, con una población de 1.600 millones de habitantes, 241 millones de ese total ha alcanzado o superó (a finales de 2017) los 60 años. A 2050 se espera que el número llegue a los 487 millones, según dijo Wang Jianjun, funcionario de la Oficina de la Comisión Nacional de Salud en una conferencia en julio sobre demografía. En Latinoamérica se calcula que serán 185 millones de personas de este grupo para 2050, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Snow parece ser la compañía que están requiriendo, pues demandan una mejor atención y la industria tecnológica lo está entendiendo. Fabricado por Csjbot, cuenta historias, reproduce música y alerta en caso de que haya algún medicamento pendiente por tomar, en general interactúa con las personas y aprende sus hábitos.

Estos robots, según informó la compañía en la edición más reciente de la Feria de Consumo Electrónico de Shangai (CES por sus siglas en inglés), ya se venden en una veintena de países por 12.000 dólares, unos 35 millones y medio de pesos. Una inversión en busca de compañía.

Soluciones enfocadas

La soledad no es la única necesidad que está supliendo la tecnología entre los adultos mayores; los desarrollos están enfocados, no en combatir, pero sí en dar herramientas para enfrentar las consecuencias que tienen algunas enfermedades que afectan a esta población, como el alzheimer.

Los están haciendo, por ejemplo, con sensores de rastreo puestos en equipos que se comunican con otros dispositivos y de esa forma permiten que si alguien se pierde pueda ubicarse si lleva el aparato. Esos equipos han estado siendo desarrollados desde aproximadamente 2010. De esa manera se mejora la calidad de vida de esa población y también la de sus cuidadores.

Project Lifesaver es una organización sin ánimo de lucro en Estados Unidos que usa tecnologías para proteger a poblaciones en riesgo. En el último año, por ejemplo, 20 personas que padecen esta enfermedad han sido rescatadas en tiempo récord: 3, 5, 9 minutos; con algunos ha sido solo un poco más demorado, pero los ubican gracias a la tecnología en los transmisores que usan como accesorios en la muñeca o en el tobillo.

Para no ir muy lejos, en Colombia, un grupo de desarrolladores de tecnología creó un dispositivo que tiene el mismo objetivo: localizar a los pacientes que padecen esa enfermedad. El equipo se llama: LOLAGPS.

Los 60 tecnológicos

Según un informe de la compañía 5G Américas, las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) están trayendo oportunidades para mejorar la calidad de vida de quienes llegan a la conocida tercera edad.

“Las TIC aparecen como una alternativa importante para que puedan mejorar su adaptación a las nuevas estructuras sociales. En otras palabras, la tecnología les permitirá mejorar su calidad de vida, facilitando el acceso a diferentes sectores como la salud, la educación y la seguridad, entre otros”, señala el informe TIC para adultos mayores en América Latina, publicado en marzo de este año.

Estas tecnologías se han involucrado en la vida de los mayores de 60 por distintos caminos, uno de ellos, señala el documento de 5G Américas, es el de telesalud.

Ahí están incluidas las aplicaciones que pueden descargarse en el celular y funcionan para prevenir a esta población de ciertos riesgos, por ejemplo, Alarma de Medicina, una app que va más allá de su nombre y permite hasta avisar en los dispositivos de otros familiares si se ha olvidado alguna dosis.

Esas TIC también satisfacen otras necesidades, según señala Wilson Bolívar, docente investigador de la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia: es una población que en general vive muy sola y por eso el sistema de comunicación actual, a través de dispositivos móviles y plataformas de mensajería instantánea y redes sociales, los acerca, les permite recuperar y establecer relaciones.

Y si el manejo de los dispositivos, como los celulares, se hace complicado, también hay soluciones como Silver Surf, que es un navegador móvil que puede descargarse y está pensado específicamente para las personas mayores de 60 años, con botones de navegación más grandes como una de sus características.

Unos tesos

A diferencia de lo que plantea el escritor Marc Prensky sobre nativos y migrantes digitales, el profesor Bolívar cree que los adultos mayores “se han ido acomodando” a las necesidades e intereses que les genera el uso de las tecnologías. “En la medida en la que ellos vean una utilidad y les sirva, se acercan”, señala.

Por eso no sería extraño ver cómo Snow se hará casi que el mejor amigo de sus usuarios en China o en cualquiera de los demás 20 países en los que está. Y si no es Snow puede ser el GT Wonder Boy, otro robot que tiene los mismos fines, aunque es más barato, cuesta seis millones de pesos, además es más pequeño (24 centímetros menos), si bien la compañía es igual de grand.e.

Así que la próxima vez que le digan que ya tiene muchos años para ser un teso con ese teléfono inteligente, saque pecho y siga como si nada, porque sí que le puede sacar provecho, con aplicaciones apenas para su edad

88 %

de los mayores de 60 cree importante estar al tanto de los cambios tecnológicos, señala un estudio de Intel.

Los adultos mayores son una población en la que los desarrolladores de tecnología están poniendo atención, creando diferentes soluciones que buscan mejorar sus condiciones de vida.

Contexto de la Noticia

Con su última actualización, el famoso reloj inteligente de Apple, el Watch Series 4, está tratando de seducir a un mercado más adulto y se convierte en un ejemplo de como la tecnología está buscando impactar personas de diferentes rangos de edades. Con una aplicación que aprovecha los electrodos incorporados en la corona digital del equipo, y gracias al nuevo sensor eléctrico de frecuencia cardíaca, los usuarios tocan la corona y después de 30 segundos reciben una clasificación del ritmo cardíaco con la que se puede identificar si hay signos de fibrilación auricular, una afección cardíaca que podría provocar complicaciones graves de salud.


Powered by