tecnología | Publicado el

Ojo: redefinen qué es la presión arterial alta


Nuevas guías para la presión arterial. Foto Pixnio

Una redefinición de lo que se considera presión arterial alta podría hacer que más personas en el mundo sean consideradas en esa categoría.

La Asociación Americana del Corazón (AHA) y el Colegio Americano de Cardiología (ACC), en una nueva tabla, definen ahora que la presión alta es aquella de al menos 130 mmHg (milímetros de mercurio) o más para la presión sanguínea sistólica y de 80 mmHg o más para la diastólica. Hasta ahora la presión alta se medía a partir de 140 mmHg y 90 mmHg.

En solo Estados Unidos, la redefinición significa que 14 % de adultos más, unos 30 millones, serán diagnosticados con presión arterial alta.

Para estos pacientes, el tratamiento recomendado son modificaciones en el estilo de vida, como pérdida de peso, cambios en la dieta y en los niveles de ejercicio.

“Hay muchas evidencias de que la presión baja es mejor para su salud”, dijo el médico Steven Houser, anterior presidente de la AHA en una rueda de prensa sobre la nueva guía.

Estas nuevas guías, dijo “reflejan la nueva información y debería ayudar a la gente a prevenir, diagnosticar y tratar la presión sanguínea alta pronto”.

La recomendación se basa en el análisis de cerca de 1000 investigaciones sobre el tema, una tarea que tomó 3 años.

Con base en las guías, estas son las categorías en cuanto a la presión sanguínea:

Normal: menos de 120 mmHg la sistólica y 80 mmHg la diastólica.

Elevada: entre 120 y 129 para la sistólica y menos de 80 la diastólica.

Hipertensión 1: entre 130 y 139 en la sistólica y al menos 90 en la diastólica.

Hipertensión 2: Al menos 140 la sistólica y al menos 90 la diastólica.

La guía elimina la anterior categoría prehipertensión, que se usaba para personas con presión entre 120-139 en la sistólica y entre 80-89 para la diastólica.

Distintos estudios sugieren que mientras menor la presión sobre lo que antes se tenía, mejor para la salud.

Los investigadores saben ahora que una presión de 130-139 y 80-89 ofrece el doble de riesgo cardiovascular en comparación con quienes tienen una normal, explicó en una declaración Paul Whelton, profesor de Salud Pública en Tulane University y cabeza de las nuevas guías.


Powered by