Ciencia | Publicado el

Habrían detectado la primera luna en otro sistema solar


Ilustración de cómo podría lucir el planeta Kepler-1625b con su luna. Imagen ESA-Nasa

A 8.000 años luz de nosotros astrónomos detectaron lo que parece ser la primera luna o exoluna orbitando un planeta extrasolar y lo publicaron en Science Advances.

Las evidencias apuntan a que es una luna del tamaño de Neptuno y para su detección se basaron en datos de los telescopios espaciales Hubble y Kepler.

Los planetas extrasolares comenzaron a descubrirse en 1995 y los astrónomos siempre sospecharon que muchos deberían tener lunas, pero no se habían detectado: si es difícil encontrar un planeta, más un cuerpo de menor tamaño.

El telescopio Kepler había insinuado la existencia de una luna en el planeta Kepler-1625b y ahora dos científicos de la Universidad Columbia usaron el Hubble para confirmar su existencia.

El primer hallazgo, pero inusual a la vez: ni en nuestro Sistema Solar hay una luna tan grande, hecho que amerita un reestudio de la formación planetaria según Alex Teachey, quien condujo el estudio.

No solo esta luna es enorme, el planeta que la alberga también: es un gigante gaseoso, varias veces más masivo que Júpiter, el mayor de nuestros planetas y orbita, con su luna, a una distancia similar a la que hay entre el Sol y la Tierra, unos 150 millones de kilómetros, en el límite inferior de la zona de habitabilidad.

Para la detección, los astrónomos observaron el planeta mientras pasaba delante de su estrella (tránsito), reduciéndose el brillo de esta. Pero vieron además una desviación en la curva de luz que les llamó la atención, explicó David Kipping, otro de los autores.

El planeta fue visto por el Hubble durante las 19 horas de su tránsito y al finalizar este detectó una segunda disminución en el brillo que duró 3,5 horas, consistente con una luna siguiendo el planeta.

Además el Hubble detectó el tránsito del planeta una hora antes de lo esperado, lo que es consistente con el modelo de una luna presente.


Powered by