Ciencia | Publicado el

A este hombre lo decapitó una roca... hace 1939 años


La enorme roca arrojada por el Vesubio decapitó a este hombre. Foto Parco Archeologico

No tuvo tiempo de escapar, como muchos de sus familiares y amigos. La explosión del Vesubio ese día del año 79 de nuestra era, fue devastadora. Buena parte de la población de unos 20.000 habitantes de Pompeya y Herculano falleció y las ciudades quedaron destruidas.

Hasta ahora se han rescatado unos 2.000 cuerpos, incluido este individuo, que tuvo una muerte atroz: lanzada por la furia del volcán, le cayó encima una roca de un metro y lo decapitó.

Este hombre tenía unos 30 años de edad y fue la primera víctima hallada en una nueva excavación en un sitio no explorado, Regio V, al norte de Pompeya, reveló un comunicado del Parque Arqueológico de Pompeya.

“Estamos excavando alrededor tratando de encontrar la cabeza”, dijo Massimo Osanna, director general del Parque.

La enorme roca aplastó su pecho y cabeza y si no murió por el golpe, la densa capa de cenizas, lava y gas que invadió el área.

El cuerpo fue encontrado en el primer piso de una edificación sobre una capa de pequeñas rocas del volcán. La posición del esqueleto mostró que fue arrojado por la fuerza del flujo piroclástico (gases y material que se mueve por el suelo).

Tal vez el infortunado tenía una infección en la pierna que le impidió correr, pues se encontró una lesión en la tibia.

En febrero se había encontrado el esqueleto de un niño de 7 u 8 años, que buscó refugio en un baño público, pero que murió ahogado por las nubes de ceniza.

El Vesubio arrojó entre 6 y 7 metros de cenizas, que enterraron Pompeya, capa bajo la cual se preservaron esqueletos y que permitió conocer escenas de vida y muerte en la ciudad romana. Las excavaciones comenzaron en el siglo 18.

Una destrucción que solo tomó 25 horas.


Powered by