tecnología | Publicado el

Hoy es posible producir niños perfectos y en serie


Avances en genética crean posibilidades no pensadas, que en algunos casos generan preocupaciones éticas. FOTO NIH/J.Powell

Al alcance de la mano se encuentra la posibilidad de generar espermatozoides a partir de la piel de las personas o cualquier otra célula, en una revolución con diversas y serias implicaciones científicas y éticas.

El tema parece sencillo, pero tiene diversas aristas complicadas.

Sin saberlo, una persona podría estar procreando. Alguien, hombre, duerme en un hotel. Al otro día, otro recoge de la almohada muestras de la piel que dejó durante la noche, un proceso que ocurre todo el tiempo en los humanos.

Mediante una novedosa técnica de fertilidad, esas células se pueden transformar en espermatozoides para crear un niño.

Lo que parece una opción para casos de infertilidad masculina, se convierte en un problema cuando la mujer que tuvo el bebé lo demanda a usted por paternidad irresponsable y debe hacerse cargo de los costos de crianza.

No, no se trata de la última película americana, es un caso que ya está cerca del alcance de la mano, recordó un informe del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Ese escenario es posible, también, para los gametos femeninos u óvulos y tres investigadores médicos alertaron sobre los riesgos sociales de la llamada gametogénesis in vitro, una técnica que, dijeron, puede ser utilizada para reprogramar cualquier tipo de célula en un espermatozoide o en un óvulo.

Caja de sorpresas

No está en uso, pero la tecnología fue demostrada en ratones por científicos japoneses, de acuerdo con un editorial en la conocida revista científica Science Translational Medicine. Es probable que pronto se pueda ensayar en personas.

Una técnica revolucionaria que abre una verdadera caja de Pandora con retos políticos y dilemas éticos de acuerdo con la publicación.

La promesa de la tecnología es que podría ser usada para generar un suministro inagotable de óvulos de una mujer dada, un enorme avance en fertilización in vitro, permitiendo que ellas queden en embarazo independiente de la edad u otra razón como el cáncer, incluso si sus óvulos son defectuosos.

“Para las infértiles, este es un boom. Probablemente acabará con la fertilización in vitro que conocemos”, explicó el profesor de ciencias médicas de la Universidad Brown, citado en una nota del MIT, Eli Adashi.

“Podrían producir óvulos por demanda”, agregó. Él es uno de los coautores del editorial, junto a George Daley, biólogo de células madres y decano de la Escuela de Medicina de Harvard, y Glenn Cohen, bioético y profesor en la de Leyes de la misma universidad.

Producción en serie

Las posibilidades, sin embargo, son muchas más y complejas de digerir.

Ese suministro ilimitado de gametos podría abrir la puerta a la eugenesia de alta tecnología, permitiendo a las clínicas de fertilización ‘manufacturar’ cientos de embriones para luego escoger los de cualidades más deseables, como buena visión, coeficiente intelectual, etcétera.

El espectro podría aumentar hacia un ‘cultivo de embriones’ en escalas no imaginadas hoy, de acuerdo con los autores.

Hay más: podría combinarse la gametogénesis in vitro con la de edición de genes CRISPR para editar enfermedades heredables o ‘instalar’ nuevos rasgos. Es el camino a tener niños cercanos a la perfección, en palabras de Cohen.

Estos gametos de laboratorio traerían muchas inquietudes nuevas. Para citar una, ¿cuándo comienza la vida? Como cualquier tipo de célula tendría el mismo potencial de un óvulo o de un espermatozoide. ¿Significa eso que tendremos que pensar diferente sobre nuestras células de la piel, por ejemplo?

Un avance esperanzador y espinoso a la vez que está a la vuelta de la esquina o, mejor, a la vuelta del laboratorio.

3

científicos alertaron sobre las implicaciones sociales y éticas de este proceso.

Contexto de la Noticia

Con esta tecnología se pueden reprogramar células para que ‘cumplan’ otras funciones, un campo de activa investigación desde hace dos décadas por las posibilidades que se ofrecen para reparar, por ejemplo, órganos defectuosos o con enfermedades. Así sucedería en otros tejidos.

Existen diversos tipos de células madre, como las totipotentes, que pueden crecer y formar un organismo completo, o las pluripotentes, que pueden formar otras células y en estas las más estudiadas son las embrionarias.

Ese campo traerá avances inimaginados hoy.


Powered by