internacional | Publicado el

Talibanes se distancian del vil atentado en Kabul


Devastación y terror vivió el centro de la capital afgana, mientras el país intenta en vano superar la página de la guerra. FOTO efe

Los talibanes negaron ayer su participación en la explosión de un carro bomba en plena zona de embajadas de Kabul, que ha causado al menos 90 muertos y más de 300 heridos, y manifestaron su condena a los ataques contra la población civil.

“La explosión no tiene nada que ver con los mujahidines”, indicaron los talibanes en un comunicado difundido por su portavoz Zabihulla Mujahid, al asegurar que los miembros de ese grupo insurgente nunca están autorizados a llevar ataques como este “sin ningún objetivo”.

“El Emirato Islámico (como se denominan los talibanes) condena los ataques llevados a cabo contra civiles y en los que los civiles sufren bajas sin un objetivo claro”, señalaron.

La explosión se produjo hacia las 08:25 hora local, en el Distrito Policial 10, cerca de la plaza Zanbaq en una zona cercana a las embajadas de Alemania, Turquía y Japón. Ningún grupo armado ha reivindicado todavía la autoría.

El portavoz de la Policía de Kabul, Basir Mujahid, indicó a Efe que las primeras investigaciones apuntan a que el vehículo, un pequeño camión del servicio de alcantarillado, fue cargado de explosivos y detonado en una zona de gran concurrencia de tráfico.

“El objetivo no está aún claro, pero fue cerca de la Embajada de Alemania”, indicó el portavoz policial, al señalar que la zona está acordonada y continúan las investigaciones.

La potente explosión, que se escuchó en varias zonas de la ciudad, se registró apenas comenzado el mes sagrado de Ramadán y en plena hora punta de ingreso a los edificios de oficinas, ya que durante esta época la gente entra una hora más tarde a trabajar.

Los dos últimos ataques de envergadura con bomba en Kabul, el último de ellos a principios de mes y ocurridos también en el área diplomática, fueron reivindicados por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), sin embargo los talibanes han llevado a cabo ataques con numerosas bajas civiles en las últimas semanas.

De hecho, contrario a lo que afirmaron los talibanes, el Directorio Nacional de Seguridad (NDS) afgano responsabilizó a la red Haqqani, grupo ligado a ellos y con apoyo de la inteligencia paquistaní, del atentado cerca del Palacio Presidencial y en el área de embajadas en Kabul.

Contexto de la Noticia

El presidente de Afganistán, Ashraf Gani, pidió la semana pasada a todos los grupos insurgentes que respetaran la celebración del Ramadán y detuvieran sus acciones armadas. Sin embargo, ya el pasado domingo los talibanes cometieron un atentado con coche bomba en una parada de autobús en Khost (sureste) causando 13 muertos y 8 heridos en el primer día del ramadán. El último ataque en Kabul había sido del EI a principios de mes y también en el área diplomática.


Powered by