antioquia | Publicado el

El Poblado propone salidas a sus problemas de movilidad


Los sectores entre las calles 5 y 10, y entre las carreras 33 y 39, son los más afectados por el parqueo y el ruido. Las autoridades dicen tener identificada la zona. FOTO edwin Bustamante

Pintar las calles con señales de tránsito e incentivar el uso de parqueaderos son algunas de las soluciones que han propuesto los habitantes de El Poblado para mitigar el impacto sobre la movilidad que se presenta en el sector de Provenza, suroriente de Medellín.

Algunos habitantes y organizaciones de la zona señalan los restaurantes con servicio de “valet parking” como uno de los factores que más afecta al barrio, ya que usan espacios sin señalización para parquearse, lo que ha incrementado la obstrucción en las vías.

Además del espacio, las organizaciones denuncian un exceso de ruido en la zona, debido al incremento de bares y restaurantes, lo que ha perturbado a la comunidad de unidades y edificios residenciales cercanos.

A pesar de que estos temas son recurrentes, los habitantes de El Poblado han optado por proponer soluciones y actuar de manera conjunta con la municipalidad.

Según Luis Hernando Mejía, presidente de la corporación cívica Corpoblado, la comunidad del sector decidió, por iniciativa propia, presentar proyectos para solucionar las necesidades puntuales que presenta la comuna. Y, en este caso, el sector de Provenza.

No se trata de quejarse

Mejía explica que, si bien debe ser la Alcaldía la que entre a solucionar estos problemas, la comunidad quiere hacer parte del remedio y dejar de lado las recurrentes quejas, en aras de facilitar el trabajo y garantizar una salida en la cual, la población de la comuna 14, sea la más beneficiada.

Ante estos hechos, Corpoblado ha propuesto señalizar algunas calles para evitar el mal parqueo.

“Hemos pedido que se pongan algunos prohibidos, y estaríamos dispuestos a pintarlos, la comunidad podría hacerlo, pero necesitamos el permiso de Secretaría de Movilidad” agrega Mejía.

Además, reconoce que ha sostenido reuniones con algunas entidades comerciales del sector, para el uso de parqueaderos disponibles por parte de los usuarios de bares y restaurantes.

Tal es el caso del centro comercial Vizcaya y el Hotel Park 10, quienes, según la corporación, estarían dispuestos a prestar sus parqueaderos para regular la movilidad de aquellas personas que frecuentan estos lugares.

Aunque solo se trata de un proyecto en el que hay que evaluar la relación costo-beneficio, Mejía, presidente de la corporación, asegura que estas entidades ya han dado un “visto bueno” a esta iniciativa.

Por su parte, la Gerencia de El Poblado, afirma que ha recibido constantes quejas por el uso de parqueaderos en los restaurantes con “valet parking”, sin embargo, asegura que no existe una regulación dentro de la ley para controlar esta situación.

No obstante, la Gerencia hace llamados al puesto de control unificado del Parque Lleras y a Espacio Público, para que intervenga en la zona.

Brigadas antirruido

Desde la Corporación Zona Rosa, que agremia a empresarios y dueños de establecimientos en el Parque Lleras y sus alrededores, existe una preocupación por la generación de ruido alrededor del parque.

Luis Guillermo Orjuela, director ejecutivo de la corporación, aclara que es un tema que afecta tanto a empresarios como a comunidad y que se viene planteando desde administraciones anteriores.

“Desde el antiguo POT (2014) la corporación pidió restringir las zonas de diversión, porque ya que el Parque Lleras estaba afianzado y solicitamos que la zona no creciera, porque iba terminar afectando los lugares alrededor”, comenta.

La corporación creó brigadas contra ruido, junto con la Administración Municipal, para acercarse a los establecimientos dentro y fuera del parque, hacer control y moderar la contaminación auditiva que se pueda generar.

“Hacemos recorridos los fines de semana y buscamos llamar la atención a los negocios, pues no somos autoridad pero ha funcionado porque la gente empieza a entender la importancia de moderar el ruido”, aclara.

Provenza, una prioridad

La Gerencia del Poblado, por su parte, indica que la zona se ha convertido en una prioridad por las quejas de ruido y movilidad.

Desde ese despacho no descartan visitas con la autoridad pertinente para aplicar el nuevo código de policía, que sanciona el exceso de ruido y ya se realizan acercamientos con Secretaría de Movilidad, para solucionar los embotellamientos.

Los habitantes de El Poblado han propuesto soluciones a los temas puntuales del barrio. La Alcaldía hace seguimiento y recoge las propuestas de la ciudadanía para ejecutar proyecto de mejora.

Contexto de la Noticia

Los problemas de movilidad y ruido en El Poblado no son nuevos. En junio de este año la Secretaría de Gobierno ya había realizado 32 brigadas técnicas antirruido en la ciudad y espera llegar a 100 para finales de año. En el primer trimestre del 2017, aproximadamente 1.079 llamadas por ruido se habían registrado en la linea de emergencia desde la comuna 14 (El Poblado).

Aunque los problemas latentes del sector están siendo pedagógicamente atendidos por los habitantes, estos esperan más apoyo de la Administración Municipal. Según estudios de Corpoblado, hay siete parqueaderos alrededor de Provenza que no son usados efectivamente.


Powered by