negocios | Publicado el 24 de agosto de 2018

Alza del mínimo mantiene la polémica

La banca colombiana reunida en su convención anual, en Cartagena, le pidió al gobierno del presidente Iván Duque impulsar la productividad, asegurar la sostenibilidad fiscal, así como atraer y estimular la inversión. FOTO Cortesía Asobancaria

Ferney Arias Jiménez

La discusión sobre la iniciativa para que el gobierno decrete un aumento extraordinario del salario mínimo, como fórmula para acelerar el crecimiento económico, se tomó la agenda de la convención anual que los banqueros colombianos celebran en Cartagena, generando división entre los participantes.

Para el presidente de la junta directiva de la Asociación Bancaria y Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria) y presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora, la idea es susceptible de estudio y requiere un análisis cuidadoso para tomar una determinación. “La economía está empezando a tener una mejor dinámica. Un incremento salarial extemporáneo tendría efectos positivos y negativos, y habría que buscar un equilibrio entre unos y otros”.

En la misma línea se expresó el expresidente de Colpatria, Santiago Perdomo, quien añadió que un alza del mínimo, acompañada de una rebaja de impuestos a las empresas, tendría mucho sentido y se constituiría en un estímulo para el consumo (ver módulo).

“Este aumento salarial no quede atado a los temas pensionales y de aportes parafiscales que corren por cuenta de los empresarios, para que no se vuelva una carga más pesada”, añadió.

Voces en contra

El exministro de Hacienda, Guillermo Perry, calificó como inexplicable esa proposición. “Dicen que es para ayudar a la recuperación económica, pero la recuperación está en curso y eso es evidente en la confianza del consumidor”.

También comentó que de aprobarse una mayor remuneración, se le complicaría la vida al gobierno desde el punto de vista fiscal. “Cualquier aumento del salario mínimo afecta toda la estructura salarial y le eleva la presión de gasto público al Ministerio de Hacienda. Además, se está pensando en bajar los impuestos a las empresas para ayudares a ser más competitivas, pero si se incrementan los salarios se perdería esa ventaja”.

Para Leonardo Villar, director del Centro de Investigación Económica y Social (Fedesarrollo), la propuesta es sorpresiva y coincide con un año en el cual el salario mínimo, en términos reales y descontando la inflación, tuvo un mayor aumento en los últimos ocho años (ver Opinión).

“Todos quisiéramos que los sueldos crecieran más, pero deben aumentar por la mayor productividad y no por regulaciones. No nos podemos hacer ricos con normas, porque el efecto puede ser paradójico y perverso”, concluyó Villar .

5,9 %

aumento del salario mínimo que se decretó para 2018. Quedó en $781.242 al mes.

Polémica, debatible e inadecuada, son algunos de los calificativos a la propuesta de aumentar el salario mínimo de manera extraordinaria. La discusión estará abierta por largo tiempo.

Contexto de la Noticia

En su intervención en la convención bancaria, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, anticipó que parte de la discusión de una reforma tributaria incluirá cambios del Impuesto al Valor Agregado (IVA). Según el funcionario con el esquema actual la redistribución de este tributo es desigual entre los hogares “más pobres y los más pudientes”.

Aunque el funcionario evitó profundizar sobre la idea, planteó que lo pertinente sería gravar toda la canasta familiar con el IVA y hacer una mejor distribución en los distintos segmentos poblacionales. “El régimen del IVA y su aplicación a la canasta familiar y a los productos de consumo básico tiene muchas discusiones, pero en la realidad de los números hay que mirar quiénes se están beneficiando de los ahorros en la tributación del IVA”, insistió Carrasquilla.

Para el presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora, la idea apunta a eliminar las tarifas diferenciales y las exenciones. “Con un IVA generalizado se evitaría la evasión y se eliminaría el proceso que permite favorecer a las familias de mayores ingresos. Es una iniciativa viable y con los mecanismos tecnológicos que tiene el sistema financiero es posible devolver a las familias el IVA que paguen, evitando que las menos favorecidas se vean impactadas”. Ante banqueros del país, Carrasquilla reiteró que serán tareas del gobierno impulsar un mayor crecimiento económico y un plan de recuperación productiva.

Roberto Junguito
Exministro de Hacienda.
“Si el expresidente Uribe me hubiera consultado sobre esta idea, le habría dicho que no la propusiera. ¿Hay alguna razón económica que indique que es necesario ese aumento? A mí me parece que es una iniciativa política, inadecuada y que no se presentó en serio”.
Guillermo Perry
Exministro de Hacienda.
“Me cuesta trabajo entender la motivación, es muy difícil entender cuál es la lógica de esta propuesta. Las experiencias de aumentar la remuneración de manera excepcional han sido siempre muy negativas. Yo no conozco un solo caso que haya sido bueno o exitoso”.

Otras Noticias