Publicado el 7 de April de 2018

¿Sabe usted cómo gana la región al invertir en CT+i?

Los resultados de la inversión de las regalías en ciencia, tecnología e innovación ya dan frutos, conócelos

Publicado hace 0 minutos

Es la ciencia la que le da soluciones a los problemas reales de la sociedad, desde llevar energía eléctrica a lugares apartados fuera de los sistemas de interconexión eléctrica, hasta disminuir el riesgo vascular a partir del mortiño o agraz que crece naturalmente en los campos de Antioquia, entre otros.

En Antioquia, lograr esas soluciones es posible gracias a los más de 120 mil millones de pesos que se han invertido en proyectos que mejoran la calidad de vida de las personas, tanto en Medellín y su área metropolitana como en municipios apartados del departamento de Antioquia. Para hacer realidad esas propuestas, la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín se aliaron para la ejecución de los recursos del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías (SGR).

Ruta N fue designada como la entidad ejecutora de una porción de estos recursos. Para ello, estableció alianzas con 47 actores del ecosistema regional de Ciencia, Tecnología e Innovación (CT+i), lo que hizo posible la ejecución de seis proyectos, cinco en el sector salud y uno en el sector energía. La inversión ascendió a más de $120 mil millones de pesos, de los cuales $75 mil millones provienen del Fondo CT+i del SGR (63%) y $ 44 mil millones de contrapartidas aportadas por los diferentes aliados (37%).

Pero es más que un asunto de dineros. “La sociedad siempre se beneficiará de que haya más capacidades en el sector académico, porque en algún momento se concretarán soluciones específicas para problemas de la sociedad”, opina Leonor Hidalgo, gerente de Investigación y Desarrollo de Ruta N. Cada uno de los procesos de investigación adelantados se sustenta en una serie de logros que benefician al ecosistema de investigación de la ciudad y generan talento y capacidades que serán útiles para encontrar soluciones a otras problemáticas de la región.

Las TIC al servicio de la salud

Imagínense vivir en una zona alejada del municipio de Sonsón. Piensen que, para recibir atención médica de un especialista, debe viajar cuatro horas en mula desde la vereda hasta la cabecera municipal y tres horas más hasta Medellín. Pues bien, el megaproyecto de telesalud logra que estas personas tengan acceso a especialistas médicos sin tener que recorrer largas distancias.

“Abordamos cinco líneas: teleeducación, telemedicina, teleasistencia prehospitalaria, teleasistencia domiciliaria y un componente de evaluación de impacto”, explica Luis Miguel Acevedo, líder del proyecto.

Hoy, los hospitales de 123 municipios del departamento (el 98%) están conectados con instituciones de salud de tercer nivel de complejidad, disminuyendo los tiempos de diagnóstico y atención.

En esa misma línea, agrega Acevedo, la teleasistencia prehospitalaria genera una capacidad resolutiva entre el momento del incidente y la atención final.

“Dotamos 20 ambulancias que circulan en el municipio de Medellín (12 de la Secretaría de Salud y 8 de los grupos de socorro) con tecnología biomédica y no biomédica, para que desde el centro de referencia pudieran ver al paciente y ayudar con su diagnóstico inicial. Se fortaleció la tecnología de la línea 123 y se capacitaron cerca de 5.000 personas. Esa capacidad instalada queda para la ciudad de Medellín”, cuenta Acevedo.

Y, en teleasistencia domiciliaria, se creó un modelo de atención para hacerle seguimiento a pacientes crónicos y vulnerables. “Hay más de 2.500 personas adscritas a medicina domiciliara, que han recibido cerca de 8.000 acciones o intervenciones digitales desde que se puso en marcha este programa”.

La atención telefónica también fue un recurso importante para el proyecto Desarrollo de herramientas en ciencia, tecnología e innovación para el asesoramiento especializado en farmacología y toxicología, responsables de la Línea Salvavidas, que atiende casos de intoxicación o envenenamiento de personas. Hasta el día de hoy tiene más de cinco mil atenciones y ha recibido, por lo menos, una llamada de cada uno de los 125 municipios de Antioquia y de 27 de los 32 departamentos del país.

“Tras la línea hay una cantidad de desarrollos adicionales: pruebas de laboratorio, asesorías en farmacología, software para optimizar las dosificaciones de los medicamentos, consulta médica... Incluso desarrollamos un software de uso libre”, cuenta Andrés Zuluaga, líder del proyecto.

En estos desarrollos participaron las universidades de Antioquia, Pontificia Bolivariana y CES, Corporación para Investigaciones Biológicas, Instituto Colombiano de Medicina Tropical, Dirección Seccional de Salud de Antioquia, Secretaría de Salud de Medellín, Policía Nacional, Cruz Roja-Seccional Antioquia, UNE, Edatel, Ubiquo Telemedicina, Canal U y Compuredes.

Mejorando la calidad de vida

A partir del mortiño cultivado en los campos de Antioquia se logra un producto comercializable que ayuda a disminuir el riesgo cardiovascular. En los laboratorios de universidades de la ciudad se logra un tratamiento antienvejecimiento a partir de células de la piel del paciente, con bajos riesgos de incompatibilidad e intolerancia al tratamiento. Investigadores de Medellín desarrollaron un servicio de captación, procesamiento y distribución de injertos vasculares criopreservados que disminuye el riesgo de amputación de las extremidades inferiores. Todas son investigaciones en medicina terapéutica adelantadas en la ciudad y puestas al servicio de la comunidad.

Estos resultados se han logrado gracias a las siguientes entidades: Universidad de Antioquia, Universidad Pontificia Bolivariana, Universidad Católica de Oriente, IPS Universitaria, Cecif Colombia, Laboratorios Ecar S.A., Aoxlab, Humax y Corporación Bancórnea..

Para los pacientes y la industria local

Para ponerse a la altura de la industria internacional, Medellín necesita investigación. Apoyados con los recursos del SGR, las universidades de Antioquia y Nacional sede Medellín y las empresas Quirúrgicos Especializados, Mediequipos y Niquelados Colombianos trabajaron en la producción de implantes y biomateriales (materiales compatibles con los tejidos vivos).

“Desarrollando la tecnología es posible brindar a empresas locales la oportunidad de tener el conocimiento y la infraestructura para realizar esos implantes en el país, para que los pacientes tengan acceso a materiales de igual o mejor calidad a un menor precio”, explica Félix Echeverría, investigador principal del proyecto. Se trata de implantes de muñeca, recubrimientos superficiales para implantes dentales, implantes de rótula, e instrumental quirúrgico y odontológico.

Llevando luz donde hace falta

En un departamento rico en hidroeléctricas, hay zonas donde la electricidad está ausente. Sin embargo, con ciencia, tecnología e innovación llegó la solución.

Gracias al trabajo conjunto de la Universidad de Antioquia, Empresas Públicas de Medellín, Sumicol y Andercol se realizó el proyecto “Desarrollo y aplicación de las tecnologías en escuelas de zonas no interconectadas o de intermitencia energética del departamento de Antioquia” y se logró, con el uso de celdas solares, llevar energía a más de dos mil familias, además de 10 escuelas del departamento. Las celdas desarrolladas en este proyecto están adaptadas a las características ambientales del trópico y funcionan con las condiciones de humedad y temperatura propias de estas zonas.

Estos desarrollos promueven la generación de nuevas cadenas de valor en la industria nacional de energía y minería, propiciando el uso de energías renovables y la eficiencia energética.

Otras Noticias