internacional | Publicado el

Rohaní mantiene en Irán la esperanza de más paz


FOTO EFE

Con una holgada victoria, el presidente de Irán, Hasan Rohaní, fue reelegido por la ciudadanía el viernes. Mientras que los conservadores radicales de lado y lado lamentaron el triunfo del reformista, los sectores más liberales de la sociedad iraní coparon las calles de una metrópoli como Teherán para celebrar lo que consideraron una victoria nacional.

Desde muy lejos, Reza Jafarizadeh, empresario radicado en Medellín, se enteró de los festejos al conversar con amigos y familiares y al ver las noticias: “no solo se vio celebración en la capital. En Isfahán, incluso en las urbes más religiosas como Mashhad, se vio a la gente festejando”.

Por su parte, Reza está igual de contento. “Gracias a Rohani, por primera vez el país compró aviones nuevos y por eso ya no vemos a cada rato catástrofes aéreas en Irán. Demostró que no somos terroristas, y que somos un pueblo que busca la paz”.

Liberal en todos los frentes

En su opinión, el mandatario fue reelecto por representar también los valores más globalizados y tolerantes del pueblo iraní. Considera que los únicos amargados por esta victoria son los “extremistas en Arabia Saudita, Estados Unidos, Israel y en el mismo Irán. No están felices porque saben que les conviene mantener la amenaza de la guerra”. Reza ve a Rohani solo frente a tantos sectores que buscan entorpecer el proceso de pactos con Occidente plasmados en el acuerdo nuclear.

Con él coincide el Imam Julián Zapata, cofundador del Centro Cultural Islámico: “hay una oportunidad histórica de resolver el enfrentamiento iraní con el mundo occidental, pero en la práctica esto depende de qué decida Trump. Los conservadores iraníes están esperando que Washington incumpla el pacto nuclear, porque saben que eso los beneficiaría. Trump ya se ha mostrado escéptico, mientras que Israel lo está presionando y suscribe millonarios acuerdos para armar a los saudíes”.

¿Cómo influiría este hecho en el conflicto sirio? Para Zapata en casi nada, puesto que el apoyo iraní al régimen de Bashar al Asad depende del líder supremo Alí Jamenei, quien considera a Siria un puente sin el que sería imposible el proyecto de Hezbollah.

“De cualquier forma está claro. Si Occidente no negocia con Rohaní para lo que viene, van a ganar los sectores más radicales de la sociedad iraní”, concluyó Zapata.

Irán seguirá con un enfoque abierto a la negociación en una región propensa a cada vez mayor conflictividad. Por este motivo, depende de Occidente favorecer a los sectores que dialogan.

Contexto de la Noticia

Tal como informó EFE, el presidente iraní, Hasan Rohaní, reafirmó ayer su compromiso de continuar la interacción con Occidente, pero se mostró implacable con Arabia Saudita y respecto al conflicto sirio: “Los únicos que enfrentan al terrorismo son Siria, Irak y Líbano. Quienes apoyaron a los terroristas no pueden reclamar que luchan contra ellos”.


Powered by