antioquia | Publicado el 4 de agosto de 2018

Así está hoy Princesa, la primera mascota con rinoplastia

Los rastros de la intervención quirúrgica en el hocico de Princesa ya no se notan. Su recuperación ha sido exitosa: come y juega sin problemas. FOTO jaime Pérez

Valentina Herrera Cardona

Las cerca de 20 horas que “Princesa”, una perrita criolla, estuvo con su hocico destruido, se volvieron una eternidad para Elizabeth Mejía, su dueña.

Era la noche del pasado 3 de julio cuando ella llegó a su casa en Robledo Aures I, occidente de Medellín, luego de trabajar, y encontró a su perrita en el CAI de la Policía del barrio.

Según los vecinos, a las 5:00 de la tarde, un accidente vial había causado la muerte de otro perrito y a su Princesa, una moto la atropelló.

No hubo ni auxilios inmediatos ni quien la llevara al médico. Ni siquiera Elizabeth conocía un lugar dónde la podrían atender y que, además, no implicara altos costos. Así pasó la noche.

“Llamamos a la Alcaldía y nos dijeron que nos ayudarían. Pero al día siguiente, cuando se enteraron que no era un animal callejero sino que tenía una familia, explicaron que no podían hacerlo”, recordó Elizabeth.

Lo que se le ocurrió entonces, mientras le hacía curaciones sencillas a la herida que no paraba de sangrar, fue llamar a un sobrino, quien a su vez contactó a Isabel Cristina, el ángel que salvó a Princesa.

Ya era medio día del 4 de julio cuando Elizabeth llegó con su perrita a las instalaciones del Hospital Veterinario de la Universidad de Antioquia. El diagnóstico: su fosa nasal tenía un traumatismo grave y presentaba perdida de tejido del hocico.

Luisa Fernanda López, medica veterinaria y líder de Anestesióloga del hospital, explicó que de no hacerse la intervención, Princesa hubiera quedado con problemas para comer y susceptible a infecciones.

“Inicialmente el intento era que la paciente no perdiera la nariz, independientemente de que quedara bonita o no. Pero a medida que se fue haciendo la operación, vimos que también se podía hacer la reconstrucción estética”, explicó López.

Hito en Medicina

La operación de Princesa, además de darle una segunda oportunidad sin secuelas importantes, se convirtió en un hito de la medicina veterinaria de la región.

Según Loaiza, estos casos no son comunes, pues se trata de una lesión específica. Los traumas más frecuentes suelen ser en otras partes del cuerpo. “Eso representó una oportunidad para el equipo médico. Muy pocos propietarios logran acceder a este tipo de intervenciones. Se trata de la primera vez que se hace una operación de esa complejidad en el hospital y en el país”, añadió la médica.

La recuperación de Princesa también ha sido un éxito.

Elizabeth contó que los momentos más bonitos luego de la operación ocurrieron cuando vio que la herida ya no estaba y el instante en que la perrita saltó de alegría cuando la visitaron. “El médico nos contó que Princesa había estado débil y enferma, pero que cuando la visitamos con mis hijos, se alegró tanto y fue tan buena su recuperación, que le dieron de alta”, dijo.

Estuvo cuatro días más en observación antes de regresar a su casa y un mes después la cicatriz está casi imperceptible. Solo unos cuantos puntos se evidencian en su hocico que no quedó con afectaciones significativas.

Desde el balcón de su casa a la que llegó cuando tenía tres meses, se asoma a cada llamado de su vecino o cuando los niños juegan.

Quien la ve hoy, moviendo su cola con tanta energía, no imaginaría que estuvo a punto de morir. Tampoco que el afán de su dueña por salvarla, llevó a que se alcanzara un logro en la veterinaria local. Un logro que ahora, sin duda, salvará más vidas .

Así se veía la herida de Princesa. FOTO Cortesía
FOTOS JAIME PÉREZ

Contexto de la Noticia

El director de Hospitalización del Hospital Veterinario, Damián Gutiérrez, explicó que las cirugías estéticas en la medicina veterinaria, más que aportar a la apariencia, se realizan para mejorar las condiciones de vida de los animales que, por sus características anatómicas, pueden presentar problemas. “Los perros de cráneos anchos son muestra de estos casos: su cráneo y hocico achatados causan complicaciones respiratorias debido al reducido espacio disponible para la circulación del aire”, dijo. Este año en el hospital se han realizado más de 43 mil cirugías de animales de Antioquia.

Otras Noticias