colombia | Publicado el

Las misiones del nuevo Bloque de Búsqueda

ElColombiano
El Bloque de Búsqueda contra el Crimen Organizado tendrá 500 miembros, que estarán coordinados con las direcciones operativas de la Policía Nacional. Lea la entrevista exclusiva con su comandante. FOTO Henry Agudelo-El Colombiano
ElColombiano.com

Al igual que a principios de la década del noventa, la principal amenaza de seguridad para el Estado colombiano hoy en día es el crimen organizado.

Por tal motivo, el Gobierno relanzó una estrategia que en el pasado dio resultados contra el cartel de Medellín y que ahora apunta a desmantelar a las bandas que controlarán el bajo mundo ante la eventual reinserción de las guerrillas.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, ha explicado que por orden presidencial, dentro de la nueva política de lucha contra ese flagelo, se creó el Bloque de Búsqueda contra el Crimen Organizado.

Como comandante del grupo, la Policía eligió al brigadier general Fabio López, quien venía de liderar la Dirección Antisecuestro.

El alto oficial, en entrevista exclusiva con EL COLOMBIANO, reveló que el equipo base será de 500 uniformados, los cuales estarán coordinados con las demás direcciones operativas de la Institución: Inteligencia (Dipol), Investigación Criminal (Dijín), Seguridad Ciudadana (Disec), Antisecuestro (Diase), Tránsito (Ditra), Antinarcóticos (Dirán) y Carabineros (Dicar). También sumarán los esfuerzos de las Regiones y Departamentos de Policía desplegados en el país.

“Se trata de organizar un equipo, con el fin de articular todo el trabajo de la Policía Nacional en unas metas directas, luchando contra el crimen organizado”, señaló López (ver la entrevista).

En el diseño de la estrategia, en compañía de la Fiscalía, se clasificaron las 1.883 bandas identificadas hasta el momento, de la siguiente manera:

- Estructuras de tipo A: cuyo dominio territorial contempla uno o más departamentos, con redes transnacionales.

- Estructuras de tipo B: cuyo poder se extiende por uno o más municipios al mismo tiempo.

- Estructuras de tipo C: son las bandas con influencia en varias comunas o barrios.

Bajo este esquema, la responsabilidad del Bloque estará en desmantelar las organizaciones de tipo A y B, es decir, aquellas cuyo accionar perjudica a un mayor número de personas.

Objetivos estratégicos

El general López relató que la punta de lanza del Bloque serán tres grandes operaciones, contra las tres mayores estructuras de tipo A.

La primera, que ya se viene ejecutando desde febrero de 2015, es la Operación Agamenón, y su objetivo es acabar a “los Urabeños” (o “Clan Úsuga”). El centro de mando de esta misión está en el municipio antioqueño de Necoclí, aunque con despliegue en las otras zonas donde la banda tiene injerencia: Costa Atlántica, los Santanderes, Costa Pacífica y Llanos Orientales.

Al frente de esta facción, con cerca de 2.000 hombres bajo su mando, siguen los cabecillas alias “Otoniel”, “Marcos Gavilán” y “Nicolás”.

La segunda es la Operación Esparta, diseñada contra la Disidencia del Epl que actúa en Norte de Santander y la región del Catatumbo, en límites con Venezuela; su centro de mando estará en Cúcuta.

Tras la muerte en combate del narcoguerrillero “Megateo” (octubre de 2015), el liderazgo de esta agrupación de al menos 100 combatientes lo asumieron “David León”, “Mauricio Pácora” y “Caracho”.

Y la tercera es la Operación Atenea, con centro de mando en Villavicencio y focalizada en desvertebrar a las mafias que azotan los Llanos Orientales: “Libertadores del Vichada” y el “Bloque Meta”, que suman alrededor de 180 hombres.

Del primer grupo, los blancos estratégicos son “Móvil 7”, “Venado” y “el Tigre”; del segundo, los cabecillas son “el Rudo”, “Vallejo”, “Nube Negra”, “Katrina” y “Puntilla” (capturado), según las autoridades.

La Policía excluyó de este conjunto de bandas de tipo A a “los Rastrojos”, por considerar que su jerarquía central fue desmantelada y hoy solo actúa como células desarticuladas entre sí. Sin embargo, tiene presencia en varias regiones (Valle, Nariño, Cauca, Norte de Santander y Sucre).

Más allá de las tres misiones reseñadas, el Bloque también es responsable de atacar a las bandas de menor envergadura, aunque en muchos casos de similar peligrosidad.

El pasado 23 de febrero se realizó en Bogotá la primera Cumbre de Generales, tras los escándalos que derivaron en el relevo de la cúpula policial. Al término de la reunión, el nuevo director de la entidad, el general Jorge Nieto, declaró que durante 100 días habrá una ofensiva contra el delito y que “al Bloque de Búsqueda contra el Crimen Organizado se le asignaron 161 operaciones, incluidas las tendientes a dar con el paradero de ‘Otoniel’, ‘Gavilán’, ‘David León’, ‘Rudo’ y ‘Venado’, por quienes se ofrecerán recompensas”.

Ojo a corrupción y finanzas

Jeremy McDermott, codirector de la Fundación Insight Crime, que estudia el crimen organizado en América, afirma que para que el Bloque de Búsqueda sea exitoso es necesario blindarlo de la corrupción.

“Su ventaja será contar con un grupo especializado, con miembros de élite, aislados de los policías de las regiones donde operan esas bandas, para minimizar el riesgo de corrupción”, comenta.

Añade que también serán claves el trabajo de inteligencia y la capacidad para movilizar a sus comandos a cualquier parte del país, en poco tiempo y sin previo aviso.

“Hay grupos, como la Disidencia del Epl, que tienen alta capacidad militar. La pregunta es si estos policías podrán enfrentarlos solos, o si en esos casos es mejor tener apoyo del Ejército”, dice el experto.

Por su parte, Jorge Mejía Martínez, exmiembro del Comité de Paz y Posconflicto de la Alcaldía de Medellín, indica que “la gran falencia que se ha tenido en la lucha contra las manifestaciones del crimen organizado, es la de no identificar las vías por las que esas bandas están monetizando sus actividades. Los capitales producto del tráfico de droga, la extorsión y la minería ilegal fluyen fácilmente por la economía y no se han podido cortar esos vínculos, lo que es necesario para asfixiar a esas estructuras”.

Mejía asegura que “si esto no se soluciona, seguiremos reemplazando a un cabecilla por otro, porque para las bandas la alta rentabilidad de su negocio justifica asumir los riesgos. Habría que crear un bloque de búsqueda especial para esto”.

Frente a este tema, las autoridades anunciaron el martes anterior la creación del Centro de Coordinación Contra las Finanzas de las Organizaciones Criminales Nacionales, Transnacionales y Terroristas (C3FTD). Este comité será integrado por los Ministerios de Justicia y Defensa, la Policía, FF.MM., Fiscalía, la Dirección Nacional de Inteligencia y la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF).

Con estas herramientas se espera conjurar una amenaza a la seguridad nacional que ha existido desde hace décadas, pero que ahora concentra de nuevo el interés del Gobierno.

1.883

bandas de crimen organizado tiene identificadas la Fiscalía en Colombia.

El nuevo Bloque de Búsqueda de la Policía fue diseñado para combatir al crimen organizado, considerado como la amenaza más grande a la seguridad nacional.
Revivió el Bloque de Búsqueda contra la mafia

Contexto de la Noticia

El Bloque de Búsqueda original fue creado en el gobierno del presidente César Gaviria, después de que el narcotraficante Pablo Escobar Gaviria se fugara de la cárcel La Catedral (1992) con varios lugartenientes.

Su primer comandante fue el coronel Hugo Martínez, quien asumió la misión de perseguir al líder del cartel de Medellín, objetivo que se consumó un año después, cuando sus unidades lograron darlo de baja en la capital antioqueña.

El Bloque, al igual que el de ahora, contaba con el apoyo técnico y logístico de agencias internacionales, y sus miembros eran seleccionados por su entrenamiento de élite y hoja de vida intachable.


Powered by