tendencias | Publicado el

Lo que debe hacer si quiere tener un perro de raza peligrosa


Foto: Juan Antonio Sánchez

El propietario o tenedor de un perro clasificado por las autoridades como potencialmente peligroso, debe asumir toda la responsabilidad por los daños y perjuicios que este ocasione con su actuar. Así lo establece el nuevo Código de Policía, que regula la tenencia y registro de perros potencialmente peligrosos.

En consecuencia, los casos fatales más recientes en los que un bebé de 14 meses y una mujer de 76 años murieron a causa del ataque de perros pitbull en Medellín motivan un debate social y político.

Para la médica veterinaria, aspirante a doctora en Salud Pública, Myriam Acero Aguilar, la discusión va más allá de la polarización entre si el animal es el peligroso o el peligroso es el propietario. “En mi investigación desafortunadamente conocí varios casos de ataques a personas o a animales por algunas de estas razas y la verdad es absolutamente triste e incomprensible que un niño o una niña u otro animal tengan que sufrir tanto. Estoy de acuerdo con que no se deben estigmatizar las razas pero también hago un llamado a la cordura, cualquiera sabe que no es comparable una mordedura de un poodle con la de una raza fuerte”.

Si usted, así como Lina María Montoya, quien cuenta a través de Facebook que es dueña de siete perros y una gata, piensa que “por más que una raza sea considerada peligrosa, si uno quiere tenerla como mascota, lo puede hacer sin ningún problema, teniendo todos los cuidados y precauciones del caso”, le puede interesar la siguiente información.

EL COLOMBIANO les preguntó a sus seguidores en redes sociales cómo debería tenerse un perro de una de estas razas, y las opiniones de la gente coincidieron con la ley, con Acero y con Fredy Manrique, máster en etología clínica y bienestar animal: en la crianza y el cuidado que les den los dueños a sus mascota recae toda la responsabilidad.

Imagen: Jorge Ochoa.

Adquisición responsable

La recomendación de Myriam Acero, autora de la investigación “La Relación Humano-Animal de Compañía como un fenómeno sociocultural”, es que antes de comprar o adoptar un animal de los catalogados como potencialmente peligrosos responda lo siguiente: ¿está toda la familia de acuerdo?, ¿tengo el espacio, tiempo y dinero suficiente para criar y educar adecuadamente?, ¿por qué quiero tener este tipo de animal? Si finalmente decide tener una mascota en su casa, estos son sus deberes como amo, según la doctora:

Registro y póliza: los animales deben ser registrados ante la alcaldía local, municipal o distrital y para esto se debe contar con una póliza de responsabilidad civil extracontractual. Una vez realizado el registro será expedido un permiso para tener esta clase de perros. Este proceso de debe realizar cada año. Las autoridades tienen un plazo de seis meses para definir en donde se pueden adquirir las pólizas. En caso de que el animal sea vendido o cedido a otro tenedor, debe realizarse de nuevo este proceso.

Traslado en espacio público: utilizar bozal y correa de manera apropiada y en materiales que garanticen la contención del animal. Esto no puede ser realizado por menores de edad, ni adultos en estado de embriaguez o bajo la influencia de psicoactivos.

En el interior de la vivienda: garantizar que el animal no tenga la posibilidad de salir cuando se abre la puerta, ni que agreda a personas o animales invitados a la vivienda.

No maltratar: los animales son muy inteligentes y no necesitan de gritos ni de golpes para aprender, si un animal se trata con violencia seguramente reforzará este tipo de comportamiento. No olvide que el maltrato animal es un delito.

Esterilizar y castrar: aunque no es obligatorio, esta práctica ayudará a un mejor manejo del animal y evitará la venta indiscriminada de animales.

No abandonar: desafortunadamente cada que ocurren ataques por estas razas hay personas que deciden abandonarlos, a veces, llevándolos al un área rural suponiendo que allí estarán mejor. Tenga en cuenta que esos que fueron sus “mejores amigos” seguramente terminarán siendo atropellados o envenenados, además de los posibles ataques que pueden ocasionar a personas u otros animales.

Por supuesto no entrenar a los animales para pelea ni para el negocio de la reproducción, conductas que también son sancionables.

Lea también: En cintura, dueños de perros de raza peligrosa

Socialización, la clave para evitar ataques

Por su parte, Fredy Manrique, veterinario y docente de la Universidad de Antioquia, hace énfasis en la necesidad (y responsabilidad) del juego y la socialización a la hora de tener un perro. Según él, estas son las claves para hacerlo de una manera adecuada:

1. Este proceso comienza en el llamado periodo crítico o sensible (al rededor de la semana doce) y todo lo que le enseñe en esta etapa será muy útil. Si es adulto, también está a tiempo de adiestrarlo.

2. Sacarlo para que vea y se acostumbre a las personas, los ruidos, objetos como sombrillas, sillas de ruedas, y ambientes otros ambientes diferentes a la casa.

3. Habituarlo al bozal tipo canasta o canastilla que le permite sacar la lengua y jadear sin obstáculos.

4. El paseo debe hacerse mínimo dos veces al día, idealmente tres, no solo para orinar y defecar, sino para hacer ejercicio y socializar con animales y personas.

Hay que llenar los requerimientos del perro. Un perro aburrido acumula ansiedad.

5. Aplicar técnicas de modificación de conducta. Por ejemplo, si no le gusta el carro de la basura, hacer acercamientos paulatinos de desensibilización, y premiarlo cada vez que se porte bien.

6. Maneje el adiestramiento positivo. No le pegue, ni le grite, ni lo jalonee. Cuando se porte mal, hay dos opciones, ignorarlo o darle una orden para que haga algo diferente.

7. Nunca lo deje solo ni suelto en la calle, por integridad de las personas y del perro mismo.

8. Asegúrese de que el cuidador o paseador sea responsable y aplique el adiestramiento en positivo.

Le puede interesar: ¿Los pitbull son peligrosos por naturaleza o por sus amos?

Contexto de la Noticia

Se considerarán perros potencialmente peligrosos aquellos que presenten una o más de las siguientes características:

a) Perros que han tenido episodios de agresiones a personas u otros perros;

b) Perros que han sido adiestrados para el ataque y la defensa;

c) Perros que pertenecen a una de las siguientes razas o a sus cruces o híbridos: American Staffordshire Terrier, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, De presa canario, Rottweiler, Staffordshire Terrier, Tosa Japonés.


Powered by