colombia | Publicado el 3 de agosto de 2018

Redes de explotación, otro lío de Cartagena

“La Madame”, presunta proxenenta, fue enviada a prisión al ser considerada un peligro para la sociedad. FOTO CORTESIA

Richard Aguirre Fernández

La red de prostitución y explotación sexual de menores de edad descubierta en Cartagena, es tan solo un pequeño ejemplo de lo que sucede en otras regiones del país.

La Procuraduría y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, ya habían alertado del flagelo cuando dio a conocer que se habían realizado 688 procesos de restablecimiento de derechos de menores de edad entre enero de 2017 y mayo de 2018, es decir, de niños que habían caído en los tentáculos de este mal y fueron descubiertos por las autoridades, que actuaron para proteger sus derechos.

En Cartagena, el fin de semana pasado la Fiscalía, la Policía y Migración capturaron 18 personas vinculadas a “prácticas sexuales o con la cooptación de menores para ejercer la prostitución” en sitios turísticos de la ciudad y en el extranjero. Lo llamativo del asunto es una mujer quien presuntamente lidera la red.

Liliana del Carmen Campos Puello, conocida popularmente con el alias de La Madame, fue enviada ayer a la cárcel y al parecer delinquía en Cartagena y sus alrededores, ciudad considerada como la tercera región del país en la que más casos de explotación sexual se han registrado este año (Bogotá con 145, Antioquia con 112 y Bolívar con 56), como fenómeno de “esclavitud en pleno sigo XXI”, según la misma Procuraduría, que destacó que se aprovechaba de la “situación de vulnerabilidad” de las menores de edad.

¿Cómo funciona?

La Madame se habría asociado con proxenetas de Israel para captar a las niñas y armar “catálogos” en el que eran publicitadas y ofrecidas a turistas del país y del mundo.

“Sitios de alta afluencia de visitantes en el centro histórico de Cartagena, como la Torre del Reloj y la Plaza de los Coches, fueron ocupados por jóvenes entre 14 y 17 años de edad, quienes habrían sido reclutadas por redes de proxenetas que les definieron rutinas”, explicó el fiscal Néstor Humberto Martínez, tras la captura de La Madame, quien estuvo en audiencia de medida de aseguramiento y que antes de entrar a los juzgados de la capital de Bolívar, dijo que “no pagaría por nadie”.

Además, el fiscal también señaló que a las víctimas “las obligaron a ofrecer servicios sexuales a cambio de dinero. Verdaderas esclavas del Siglo XXI”, revalidando lo planteado hace un par de meses por el procurador Carrillo.

Martínez también manifestó que a través de esta red las niñas eran ofrecidas para “rutas sexuales en el exterior” y que las penas que podría enfrentar La Madame y las otras 17 personas capturadas podrían ser de 23 años de cárcel.

Sobre este fenómeno, Luz Alcira Granada, directora de Incidencia Política de Save The Children en Colombia, ha planteado que los retos gubernamentales deberán concentrarse en establecer, cumplir y darle recursos a una política pública que permita enfrentarlo, pues aunque sostiene que las campañas son necesarias y muestran un interés por atacarlo, se pueden quedar cortas sin presupuesto.

Otras Noticias