Finanzas | Publicado el 1 de August de 2018

¿Qué tanto le pega el taxímetro a su bolsillo?

Según el Código Nacional de Tránsito Terrestre, un taxi es un vehículo destinado al servicio público individual de pasajeros y se identifican por el color amarillo de su carrocería. FOTO el colombiano

Andrea Ballesteros Altuve

Al menos unos 30 mil taxis que circulan en el Valle de Aburrá deben ajustar sus taxímetros a los requerimientos técnicos impuestos en la Resolución 88918 del 28 de diciembre de 2017 de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que hoy cumple un mes de haber entrado en vigencia y que busca que los usuarios no sean timados con tarifas desproporcionadas. Pasados 30 días de la puesta en marcha de la norma, la Secretaría de Movilidad de Medellín aún no conoce cuántos vehículos ya han modificado sus dispositivos.

“Ese dato lo sabremos con certeza cuando cambiemos las tarifas de las carreras, pues se tendrán que ajustar los taxímetros”, explicó la subsecretaría de la Secretaría de Movilidad de Medellín, María Patricia Zúñiga.

La norma establece que los taxímetros deben tener protecciones para evitar la posible manipulación o alteración por los conductores, así como una revisión anual por una empresa acreditada por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (Onac).

Dicho esto, Jorge Henao, representante legal de Micro Taxímetros Edicar Medellín detalló que un taxista, con un equipo alterado, aplica un recargo de 5 mil a 15 mil pesos al cliente. “El año pasado un usuario sorprendió a un conductor alterando el taxímetro. Por una carrera entre Sabaneta y la terminal de transporte del Norte de Medellín, que tiene un costo entre 23 mil y 25 mil pesos, le estaba cobrando 35 mil pesos”, recordó (ver Paréntesis).

De acuerdo con el decreto número 156 del 17 de diciembre de 2017, el arranque tiene una tarifa de 3.200 pesos, el valor por cada 78 metros recorridos es de 100 pesos, la carrera mínima es de 5.400 pesos, el costo de espera es de 200 pesos y por hora contratada, 25.200 pesos. Mientras que el viaje al Aeropuerto José María Córdova cuesta 80 mil pesos incluido el pago de peaje.

Henao detalló que los taxímetros que comercializa la empresa que representa le permiten conocer a los clientes cuando el conductor está intentando cobrarles de más, pues en la pantalla del equipo aparece un mensaje con la palabra “fraude” y el conteo se paraliza.

Sin embargo, Fabián Quintero, presidente de Tax Individual, señaló que aunque algunas empresas como Micro Taxímetros Edicar Medellín han hecho adelantos en los ajustes que se deben hacer a los taxímetros, aún no se están comercializando equipos con todos los requisitos establecidos en la normativa de la SIC. “En el momento no se conocen entidades que se encuentren certificadas ante la Onac cumpliendo con todo lo consagrado en la Resolucion 88918 del 28 de diciembre de 2017”, subrayó.

Hoy en día la compra de un taxímetro tiene un valor entre 100 mil y 120 mil pesos, conoció el periódico luego de consultar a cinco empresas comercializadoras de este tipo de dispositivos en Antioquia.

¿Hasta cuándo hay plazo?

Jairo Malaver, superintendente delegado de Metrología Legal y Reglamentos Técnicos de la SIC, explicó a EL COLOMBIANO que a partir del 28 de diciembre de 2018 deberían entrar al mercado solo taxímetros que cumplan con el reglamento técnico y que tengan certificado.

Si después de esa fecha los importadores o fabricantes venden equipos sin certificación pueden ser sancionados por la SIC hasta con 2.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes (1.562 millones de pesos).

“No obstante, la multa para el taxista está sujeta a la vigilancia de la autoridad de tránsito”, dijo Malaver, tema que en el departamento de Antioquia le concierne a la Secretaría de Movilidad de Medellín .

$5.400

es el valor de la carrera mínima en Medellín, según el decreto 156 de 2017.

Fíjese muy bien en el taxímetro del vehículo donde se esté transportando y esté atento a lo que marque. Si cree que fue estafado puede denunciar la situación en el Tránsito.

Contexto de la Noticia

Según el decreto 172 de 2001, el servicio público de transporte individual se presta bajo la responsabilidad de una empresa de transporte legalmente constituida y debidamente habilitada en esta modalidad, sin sujeción a rutas ni horarios, donde el usuario fija el lugar o sitio de destino.

En la región paisa, según la página web de la Secretaría de Movilidad de Medellín, hay un total de 30 empresas autorizadas para prestar este servicio de transporte.

Señala además que el taxímetro debe ubicarse en un sitio visible para el usuario, “no son aceptados aparatos ubicados en gavetas, cajoneras, cenicero, guantera, debajo de las sillas, al lado del conductor o en el espejo retrovisor”.

Otras Noticias