entretenimiento | Publicado el

¿Puntos ciegos en el carro?


Va en el carro, va a salir de la vía y, de pronto, tiene que maniobrar, qué susto: acaba de pasarle una moto que no había visto, aunque miró por los espejos. Seguro estaba en el punto ciego.

Según el Centro de Experimentación y seguridad vial de Colombia (Cesvi), los puntos ciegos existen en todos los vehículos, son esos ángulos muertos que desde el puesto del conductor no es posible ver y pueden crear zonas de riesgo que podrían convertirse, si no se tiene cuidado, en accidentes de tránsito.

“Son esos que no podemos ver en los espejos y que los parales de la cabina (bordes de la carrocería) obstaculizan”, explica el ingeniero mecánico Rodrigo Aldana.

En esas zonas se pueden “esconder” motocicletas y hasta carros pequeños, lo que impide que la persona que va frente al volante se dé cuenta de la presencia de estos vehículos, tanto en un trayecto normal como cuando se hace cambio de carril o de adelantamiento.

Para hacer de estos puntos ciegos, unos menos “ciegos”, existen recomendaciones que mejorarán la experiencia al conducir y reducirá el riesgo de un simple golpe o de un accidente en el se ponga en peligro la vida del conductor y de sus acompañantes.

1. Los espejos laterales y el retrovisor

Ayudan a observar lo que sucede atrás, aunque en ellos “también existen puntos ciegos que se dan porque lo que se observa está determinado tanto por el tamaño del espejo como por la distancia a la que se encuentra el conductor”, indica Daniel Solórzano, director de seguridad vial de Cesvi. Por eso se aconseja mirar dos veces antes cuando se vaya a cambiar de carril o hacer varios movimientos hacia atrás y adelante. Si no viene nadie, “conviene esperar dos segundos, volver a observar y realizar el adelantamiento”.

2. Ajustar antes de salir en el auto

Que el espejo lateral derecho le muestre una zona pequeña de la parte trasera del carro y un buen pedazo del carril, mientras que el izquierdo debe mostrar el borde derecho hasta la parte trasera del auto así como el carril y los vehículos de ese lado.3. Los espejos curvos para mejorar visión

Existen en el mercado espejos curvos (redondos) de un diámetro más pequeño que los retrovisores para ponerse allí y ampliar la zona de visión, aunque el inconveniente es que muestra imágenes no reales, es decir, varían según el tamaño de los objetos y la distancia a la que se encuentran.

4. Ajustar antes de salir en el auto

Que el espejo lateral derecho le muestre una zona pequeña de la parte trasera del carro y un buen pedazo del carril, mientras que el izquierdo debe mostrar el borde derecho hasta la parte trasera del auto así como el carril y los vehículos de ese lado.

5. Sensores para no quedar ciego

Los Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (Adas), los cuales ya vienen de fábrica con muchos vehículos, permiten reducir aquellos puntos ciegos con ayuda de sensores que le avisan con sonidos o video al conductor sobre objetos cercanos a su carro, lo que “deja ver” esos ángulos y advierten de los peligros

Tenga en cuenta varias recomendaciones para reducir al máximo los ángulos ciegos del carro. Usar mejor los espejos y apoyarse en la tecnología son las mejores opciones.

Contexto de la Noticia

“A menudo muchos conductores que desean cambiar de carril miran los espejos retrovisores y se encuentran repentinamente con otro vehículo que hace cambio de luces o les pita como forma de avisar que le están cerrando el paso. Esto sucede por la visión limitada producto de los puntos ciegos y por exceso de confianza de los conductores; este plural no es casual porque la responsabilidad es compartida entre los conductores, es decir, así como el del vehículo que antecede debe procurar por todos los medios advertir su presencia, también es responsabilidad de los demás actores de la vía considerar que quien va en cualquier vehículo tiene visual limitada y, por consiguiente, debe hacerse visible a sus ojos o, al menos a sus espejos”.

Información suministrada por Cesvi.


Powered by