Antioquia | Publicado el 2 de agosto de 2018

A Princesa una rinoplastia le salvó la vida en Medellín

VANESA RESTREPO

Se llama Princesa, tiene un año y medio de edad, y esta semana se convirtió en la primera mascota en ser sometida a una reconstrucción de nariz en la Universidad de Antioquia.

Esta perrita criolla que fue adoptada en el barrio Robledo Aures fue atropellada por una moto hace casi un mes y el pronóstico no era favorable, pues según los veterinarios de ese centro educativo presentaba un traumatismo en los tejidos blandos que comprometía sus cornetes nasales.

Sin embargo el hospital veterinario de esa universidad decidió someterla a una “rinoplastia” que salvó su vida.

“El equipo médico de consulta, anestesia y cirugía abordó con prontitud el caso y permitió que tuviese una buena resolución. Princesa tuvo la oportunidad de que se le realizara este procedimiento; luego ingresó a la Unidad de Cuidados Especiales donde estuvo durante tres días en tratamiento con el personal de hospitalización hasta que fue declarada fuera de peligro”, explicó el director de Hospitalización del Hospital Veterinario, Damián Gutiérrez.

El experto explicó que las cirugías estéticas en la medicina veterinaria, más que mejorar condiciones de apariencia, se realizan para mejorar las condiciones de vida de los animales que, por sus condiciones anatómicas, pueden presentar problemas. “Los perros de cráneos anchos o braquicéfalos como los Bulldog Francés, Pekinés, Bóxer, Shar Pei y Shih Tzu, entre otros, son muestra de estos casos: su cráneo y hocico achatados causan complicaciones respiratorias debido al reducido espacio con el que cuentan para la circulación del aire”, agregó.

Este año en el hospital se han realizado más de 43 mil cirugías de animales de 37 municipios de Antioquia.

Otras Noticias