internacional | Publicado el 3 de septiembre de 2018

Preso y legalmente impedido, Lula sigue en campaña presidencial

Lula da Silva, expresidente de Brasil preso por corrupción. FOTO: AFP

Juliana Gil Gutiérrez

Aunque el Tribunal Superior Electoral de Brasil declaró que el expresidente Lula da Silva está impedido para ser candidato en las elecciones presidenciales del 7 de octubre, el Partido de los Trabajadores (PT) continúa su campaña con Lula como candidato, ignorando la decisión de los magistrados que negaron su participación en una votación de seis contra uno en la madrugada del sábado.

La apuesta del PT es apelar la decisión para que sean reconocidos sus derechos políticos y “defenderlo en las calles, junto con el pueblo, porque él es el candidato de la esperanza”, aseguró el partido en un comunicado. La pregunta es, ¿por qué continúan con una campaña a favor de Lula si ya el tribunal impugnó su candidatura presidencial?

La respuesta está en que el PT busca crear una movilización social a su favor que permita aumentar la popularidad de su fórmula vicepresidencial, Fernando Haddad.

Iván Godoy, analista y periodista brasileño, explica que esta estrategia “busca evitar que se dispersen los votos de Lula entre varios candidatos”, pero asegura que la gran duda está en si lograrán heredar esos sufragios a Haddad. “Si logra transferir por lo menos la mitad, o sea, el 20 % del total de electores, Haddad puede ir a la segunda vuelta”, afirma.

Semana clave

Desde hoy, el PT tiene nueve días para definir el sustituto de Lula, plazo que le dio la justicia electoral. Según el periódico Jornal Do Brasil, esto podría definirse hoy cuando Haddad visite al expresidente en prisión, en Curitiba. Pero, de no anunciar nuevo candidato, significaría que el PT quiere apostarle al exmandatario hasta el final.

Marcelo Nunes Apolinário, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Federal de Pelotas, explicó a EL COLOMBIANO que el PT puede apelar la decisión del Tribunal Superior Electoral ante esta misma corte o incluso acudir al Supremo Tribunal Federal con un recurso extraordinario, “pero las chances son mínimas”. El tiempo está en su contra y estos procesos jurídicos podrían tardar un tiempo superior al plazo que le dio la justicia brasileña.

Ayer el sitio oficial del TSE publicó la imagen de Lula con una leyenda que indica que no es apto para participar y que su postulación fue rechazada, pero, para el PT, él sigue siendo candidato y este realiza la campaña a su favor por internet. Y, aunque las leyes lo impidan, simpatizantes del Partido de los Trabajadores salen a las calles a proclamarlo como su candidato y presidente.

Otras Noticias