Publicado el

Por una Navidad con regalos


La Caja del amor es una campaña navideña que busca fomentar el regalo de familia a familia, la idea es que se donen alimentos básicos y regalos para los que más lo necesitan. FOTO Cortesía.

Cuando tenía 10 años, María Lisiria Hernández recibió su primer regalo de Navidad. Era una muñeca gorda y cachetona que llegó a sus manos gracias a la Fundación Carla Cristina. Hoy, 47 años después, Lisiria la conserva, “todavía la guardo como un tesoro, le puse Víctoria porque así se llamaba la directora del grupo que me alegró la Navidad”.

Así que en los últimos años, ella ha brindado regalos a otros en la fecha que más se nota el trabajo de 36 entidades sin ánimo de lucro que ayudan en Medellín a la niñez que tiene problemas de educación, salud, nutrición y los derechos vulnerados.

Alba Consuelo Salazar, directora de mercadeo y comunicaciones de Carla Cristina, afirma que durante este mes es necesario unir esfuerzos para llevar alegría a las personas que lo necesitan. Actualmente, la entidad en la que trabaja tiene más de 6 mil niños, entre cero y cinco años, pero sólo cuenta con obsequios para 4.800. “Todos los regalos son bienvenidos porque son niños con muchas necesidades y el regalo que reciben en la fundación es el más importante en la Navidad”.

La mayoría de fundaciones que a lo largo de este mes entregan regalos para los niños hacen parte de la Federación Antioqueña que reúne varias ONG. Francisco Javier Castaño, su director, afirma que en el departamento existen 231 mil menores de edad que por sus condiciones económicas o de salud no tendrán una feliz Navidad, por eso, la tarea es reducir esa cifra.

Castaño también aseguró que los aportes de los donantes representan el 20 por ciento de los recursos de todas las fundaciones, en promedio, y aunque en esta época del año aumentan los obsequios, nunca es suficiente para llenar de alegría a los más necesitados.

Una de las fundaciones que trabaja por la salud infantil es Santiago Corazón, que desde 1988 busca mejorar la condición de vida de los niños con problemas cardiacos, afección que, según la entidad, padece cerca del 2 por ciento de la población infantil. Este año, entregará regalos a los pacientes internos en la clínica Cardio Vid y el Hospital Santa Ana. “Qué bueno poder brindarles una posibilidad de vivir una Navidad feliz, pese a estar hospitalizados. Ellos valoran inmensamente la compañía de cualquier balón o carrito, inclusive, un paquete de pañales para los más pequeños que, si bien no es un juguete como tal, puede ser un regalo que alivie a las familias que no tienen los recursos” asegura Inés Madrid, directora ejecutiva de la fundación.

¿Qué tan clave es el regalo?

Marta Cecilia Gutiérrez, sicóloga y directora de la Maestría en Salud Mental de la Niñez de la Universidad CES, afirma que la donación de regalos para los niños es significativa, siempre y cuando se haga desde una conciencia de sociedad y no como un acto de lástima: “Es muy importante que los niños no se sientan ciudadanos de segunda, que no reciban el regalo como una indemnización de una víctima sino como miembros de una comunidad que participa en sus celebraciones. Se debe mirar desde el derecho que tiene el niño a esa integridad y no bajo el pensamiento de ‘Ustedes son muy pobres y nosotros muy buenos’. Los ciudadanos en sí tenemos que ser garantes del desarrollo de los niños y, por eso, nos preocupamos porque puedan tener juguetes”, afirma Marta Cecilia.

Desde su perspectiva, los juguetes ayudan a la destreza motriz y cognitiva en la infancia, estimulan la capacidad de interacción y permiten la posibilidad de crear una situación a partir de un objeto. “El donar un juguete a un niño es brindarle una herramienta para el desarrollo de sus habilidades y también hacerlo partícipe de las tradiciones a las que pertenece”, afirma Gutiérrez.

Apadrinar la Navidad

Según el último estudio de Unicef, en Colombia tres de cada diez niños están en condición de pobreza. El informe además revela que la población infantil, que presenta mayores carencias, está entre los tres a los cinco años.

La fundación Soñar Despiertos, entidad que promueve la equidad y la solidaridad en la población infantil vulnerable, expone en el Parque Comercial El Tesoro, hasta este domingo 13 de diciembre, Las cartas al Niño Dios, peticiones públicas para que cualquier bondadoso las haga realidad. “Es fundamental que la gente se conecte con los niños y le parezca importante la felicidad de otra persona, queremos evitar que se pierda la magia del juguete y los regalos”, afirma Natalia Díez, gestora de la fundación. Las cartas están expuestas desde el 24 de octubre en el stand de la fundación. También es posible comprar, desde 50 hasta 100 mil pesos.

No solo la población infantil con bajos recursos económicos necesita atención, algunos niños con problemas de salud también. Por ejemplo, Robert Stiven, un pereirano de 12 años de edad con trasplante de corazón. Él disfrutaba jugar en la calle hasta tarde con sus amigos y comer chicharrón; sin embargo, esas actividades no se podrán realizar debido al reposo que demanda el procedimiento que le hicieron en noviembre . Para esta Navidad le pide al Niño Dios volver a su casa y audífonos con bluetooth. La Asociación Nacional de Trasplantados espera cumplir ese sueño y todos los de los otros 45 menores de edad que atienden.

Contexto de la Noticia

Asociación Nacional de Transplantados (juguetería para todas las edades): 260 4774. Calle 48C No. 66-52, Medellín.

Santiago Corazón (regalos y pañales): 3117063. Carrera. 43a No. 6 sur -15, Centro Comercial Oviedo Of 9954.

Carla Cristina (recolección de regalos a domicilio): 2609299 / 2609190, Circular Tercera No. 66B-148.

Soñar Despierto (apadrinamiento de cartas al Niño Dios): 3621055. Calle 10 Sur No. 50 FF-28, Medellín; CC El Tesoro

Solidaridad en Marcha, Caja del Amor (alimentos por medio de la solicitud de caja): 4480844 / 3146323754. Carrera 20 No. 20 A Sur-55 San Lucas (Colegio Montessori).


Powered by