antioquia | Publicado el 2 de enero de 2018

Otros 265 policías les pondrán el “tatequieto” a los ladrones del Centro

Estos son los policías que cuidarán el Centro de Medellín. FOTO

Estefanía Carvajal Restrepo

Por fortuna para los ciudadanos de Medellín, los ladrones que asedian a los transeúntes del Centro no la tendrán fácil este año: la alcaldía reforzará la seguridad en su afán por recuperar los parques y el espacio público del corazón de la capital antioqueña.

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, y el general de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, Óscar Gómez, anunciaron este martes la estrategia conjunta para devolver el Centro a los habitantes de Medellín.

La estrategia tiene tres aristas: mejorar la seguridad, recuperar los espacios públicos y resocializar a los habitantes de calle.

“El mensaje es muy claro: la gente está mamada de que le roben. Y la policía, de una vez por todas, tiene que atrapar a quienes estén robando en el Centro de la ciudad”, dijo Gutiérrez.

A los 400 patrulleros que actualmente custodian las calles de la comuna 10 (La Candelaria) se sumarán otros 265, que tienen la orden de atrapar a los ladrones -sobre todo a los que asechan los parques del Centro-.

Además, la Alcaldía de Medellín pretende articular esas capturas con la Fiscalía y la rama judicial, para que las personas capturadas sean judicializadas y paguen por los delitos que cometieron.

Para recuperar el espacio público, la administración municipal le va a apostar a las actividades culturales -como las que hacen los domingos en la retreta del Parque Bolívar-, a la iluminación y al aseo. “Pero tiene que ser diario que haya actividades culturales, que la gente se tome el parque y que saquemos a aquellos que no dejan vivir a los otros con tranquilidad”, señaló Gutiérrez.

En cuanto a los habitantes de calle, la Alcaldía de Medellín dispuso unas granjas de rehabilitación que ya han tratado a 425 personas.

El alcalde recordó que combatir las plazas de vicio es fundamental, porque los habitantes de calle son la renta fija de los traficantes, y pidió a los ciudadanos de Medellín no dar limosnas.

“No de una sola limosna, porque eso lo que hace es volverles la calle más fácil a estas personas. Eso es una gran ayuda; yo me encargo del resto”, prometió Gutiérrez.

El Centro es la zona de Medellín con más altos índices de criminalidad: desde homicidios y microtráfico hasta hurtos y extorsión.

Otras Noticias