colombia | Publicado el 27 de December de 2017

Cotelco rechaza propuesta sobre turismo de Gustavo Petro

Petro dijo que no va a prohibir las cadenas hoteleras y que mucha gente prefiere hospedarse en casas de familia. FOTO COLPRENSA

Óscar Andrés Sánchez Á.

La propuesta del precandidato presidencial Gustavo Petro de que sean las casas/hotel de familias las que vendan servicios de hotelería y no las cadenas hoteleras, produjo voces a favor y en contra.

Según explicó en Twitter el exalcalde de Bogotá, con la nueva economía se pasará en el país a 15 millones de turistas, con ingreso de USD $15.000 millones anuales, “la mitad de las exportaciones de petróleo”.

En la misma red social Jorge Restrepo, profesor asociado de Economía de la Universidad Javeriana, le respondió que era una meta ambiciosa y casi inalcanzable.

“Me preocupa el “no las cadenas hoteleras”. ¿Cómo hacer para que el turismo receptivo no llegue a ellas?, ¿cuál es la propuesta?, ¿prohibirles operar o recibir turistas? ¿por qué excluir esa oferta?”

Al respecto Petro señaló que no necesitará prohibir nada, porque cada vez son millones los demandantes de servicios turísticos que en vez de buscar una cadena hotelera, buscan en páginas web apartamentos y casas de familias que las alquilan a mejor precio. “Es la nueva economía”, explicó.

Para Gustavo Toro, presidente ejecutivo nacional de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), le dijo a EL COLOMBIANO que no comparte esa iniciativa, “pues pareciera conducir a la institucionalización de la informalidad que tiene tan afectados a los empresarios hoteleros formales”.

¿Es una propuesta nueva?

Ricardo Bonilla, docente de Economía de la Universidad Nacional, sede Bogotá, afirmó que las grandes cadenas hoteleras cubren segmento de medios y altos ingresos y que hay cadenas pequeñas y hoteles menores como negocio familiar, destinados a medios y bajos ingresos.

“Hoy existe Airbnb, que es como Uber, preferido por los millennials, con gran expansión, superando los acuerdos de tiempo compartido. Con un país más tranquilo, esta opción tiene futuro para negocios familiares, ya se ve en el eje cafetero, en Getsemaní de Cartagena y La Candelaria de Bogotá”.

En contraposición Ana María Olaya, directora del programa de Economía y Finanzas de la Universidad de la Sabana, dijo que no está de acuerdo con incentivar esa práctica, porque para eso está la especialización hotelera, con un buen servicio, normas de calidad, higiene y alimentación.

“¿Quién va a controlar los temas de calidad en los hogares que presten ese servicio? Eso haría que el turismo en Colombia decaiga. Si como estamos los servicios que se ofrecen generan desconfianza en relación de si lo que cobran responde con lo ofrecido, imagínese hogares ofreciendo hospedaje y alimentación”.

Al respecto Francisco Azuero, docente de Economía de la U. de los Andes y exviceministro de Hacienda, precisó que esta modalidad de turismo ya existe, y se llama Airbnb, y “se ha montado sin que el Estado se meta”.

Otras Noticias