Publicado el

Peligro: tornillos sobre las vías


Hasta 30 tornillos se incrustaron en una sola de las llantas de este vehículo. El cambio costó cerca de 800 mil pesos, pues los mecánicos indicaron que un neumático con más de 10 parches no es seguro para el conductor. FOTO Cortesía

M arcela González sólo recuerda una mancha gris en el pavimento. Era lunes después de la alborada y ella conducía por la carrera 80 hacia La Aguacatala. Pensó que era aceite y quiso evitarla pero no tuvo tiempo de cambiarse de carril. No vio nada más pero justo cuando pasó sobre ella sintió que el carro se sacudía “como cuando uno pasa por un resalto pequeño”.

15 minutos más tarde, Sergio Bernal, su esposo, descubrió, después de comer, que una de las llantas del carro estaba desinflada, tanto que era necesario cambiarla.

Alistó el gato, aflojó los pernos y siguió el procedimiento de rutina pero notó algo inesperado: pequeños puntos plateados sobresalían de la llanta. Sacó uno de ellos y descubrió que era un tornillo de un centímetro de largo. “Los conté y había 21; me sorprendí, pero terminé de montarla y entonces vi que la cosa no paraba ahí”.

Las otras tres llantas del carro de Marcela estaban llenas de los mismos puntos, aunque aún no habían perdido aire. Sergio dudó unos segundos, y al final siguió su instinto: se subió al carro y salió en busca de una serviteca. Rogaba que ningún otro neumático se fuera a desinflar en el camino.

Juan Esteban Acosta, jefe de servicios en el local Tullanta.com, ubicado en la avenida Las Vegas, los recibió y escuchó la historia, sin sorprenderse. Esbozó una sonrisa y le preguntó a Marcela si había pasado por la carrera 80. Ella asintió y Acosta le señaló un rincón donde reposaban otras cuatro llantas con los mismos puntos plateados. “Ustedes son los segundos que vienen con ese problema”, les dijo.

Acosta contó unos 80 tornillos en las cuatro ruedas, hizo algunas sumas y dio su diagnóstico. “Les sale más barato cambiar de una vez las llantas, porque cada parche vale 10 mil pesos y esas reparaciones le quitan aguante a la rueda”, dijo.

Mientras esto ocurría, al taller llegó otro conductor buscando también llantas. “Era una moto que tenía lo mismo, las llantas parecían con varicela”, cuenta vía telefónica Juan Esteban. Y agrega que luego de ese día no vio casos similares.

“Yo no se si es una estrategia para robar a la gente o si un camión de tornillos se volcó por ahí, pero me parece muy peligroso”, declara Sergio que, a pesar del susto, no denunció el hecho ante las autoridades porque no hubo intento de robo.

No es un robo

Ni en la Secretaría de Movilidad de Medellín ni en la línea de emergencias 123 se recibieron reportes similares a los descritos por los afectados. Y no hay registros de accidentes previos o posteriores al incidente de Marcela en el sector de La Mota.

Tampoco se ha documentado una modalidad de robo similar a esa en la capital de Antioquia, según el secretario de Seguridad de Medellín, Sergio Vargas Colmenares, quien tiene otra hipótesis sobre lo sucedido.

“La estrategia de poner tachuelas sobre la vía se usaba mucho cerca de los montallantas para atraer nuevos clientes, pero hace tiempo que no sabemos de casos así”, explicó el funcionario.

Juan Esteban Acosta, quien atendió a la pareja, desmintió que ellos fueran los responsables. “Nosotros estamos en la avenida Las Vegas, cerca de Monterrey y ellos se vararon en La 80”. Efectivamente, entre ambos lugares hay una distancia aproximada de 5,9 kilómetros. EL COLOMBIANO recorrió la calle en la que ocurrió el hecho y no encontró irregularidades sobre el asfalto.

Vecinos del sector dijeron que no conocían el hecho. “Aquí hay algunos montallantas, pero ninguno sobre la 80. Nunca he escuchado algo parecido. Eso debió ser alguien con ganas de hacer maldades”, señaló Carlos Ortiz, habitual transeúnte del sector.

Contexto de la Noticia

El Secretario de Seguridad de Medellín, Sergio Vargas, dijo que en este caso se debe hacer un reporte a las autoridades de tránsito, porque la afectación se produce en la vía.

“Si hay un intento de robo, entonces sí intervienen los organismos de seguridad, pero para eso necesitamos denuncias a través de la aplicación Seguridad En Línea o de la Línea 123”, declaró el funcionario.

Vargas aseguró que en Medellín las modalidades de robo son diferentes a las de poner obstáculos en la vía para atacar a los conductores. “Aquí van en motos, unos por un lado y otros por el otro, y te sacan arma de fuego o arma hechiza”.


Powered by