colombia | Publicado el 11 de octubre de 2016

Se enfrentaron en el Senado los del Sí y el No

FOTO COLPRENSA

Colprensa

La plenaria del Senado de la República, que estaba citada este martes para la aprobación de proyectos sobre convenios internacionales, terminó en un fuerte debate entre los promotores del sí y del no en el plebiscito, en particular por las acusaciones que la campaña de los opositores se construyó sobre mentiras.

La dura controversia arrancó luego de que el senador del Polo Democrático Iván Cepeda, recordara la entrevista que dio la semana pasada el dirigente uribista, Juan Carlos Vélez Uribe, al periódico La República, en donde se reveló la estrategia con la cual hicieron la campaña, la cual se basó en mentiras a distintos sectores de la población y a que los ciudadanos no leyeran los acuerdos.

Cepeda, permanente crítico del uribismo, dijo: “quiero preguntarle al Centro Democrático cuál es su verdadera intención en este proceso de diálogo que se ha abierto, si es el de fortalecer el proceso de paz y buscar un acuerdo sólido sobre la base de lo que se ha construido, o si por el contrario, se trata de dilatar y seguir construyendo una estrategia contra el proceso de paz, como la que se hizo en la campaña del plebiscito sobre la base de mentiras y burdas manipulaciones”.

Y les señaló respecto a las declaraciones de Vélez Uribe que “de manera desvergonzada y cínica se les mintió a los ciudadanos y se manipularon sus sentimientos. Eso es infame. Hemos conocido solamente un fragmento. Vamos a pedir que se conozca la totalidad de esa entrevista”.

De inmediato el debate empezó a tomar fuerza con la intervención de la senadora uribista Paloma Valencia, quien le contestó a Cepeda que la publicidad del si fue pagada por el gobierno. Le increpó que el gobierno fue el que le mintió a los electores. “Guerra urbana si gana el No. Eso sí es engañar al elector”.

A su turno, el senador de Cambio Radical, Carlos Fernando Galán, señaló que los líderes del no tiene una responsabilidad muy grande: “las inquietudes que tienen frente al acuerdo, que lleven a mejorar el acuerdo, a ajustarlo pero que no lo hagan inviable. Tenemos que garantizar que este conflicto no se vaya a echar por la borda”.

Los ánimos siguieron calientes con las declaraciones de los senadores Roy Barreras y Claudia López. Barreras sostuvo que el Centro Democrático debía reconocer que utilizó el miedo para orientar el voto de los ciudadanos. “Deben pedir disculpas a quienes engañaron”, insistió.

A su turno la senadora López sostuvo que los congresistas del Centro Democrático “son mitómanos, profesionales que cambian formas de lucha por las mentiras”. Planteó, además, que es “absolutamente lógico que lo que menos quieren es la paz, lo que quieren es seguir el odio y ganar los votos, canalizar el odio y la indignación, con mentiras”.

Y completó sus planteamientos con que “ahora falta es que a los ciudadanos que ganaron las elecciones con el no se las roben diciendo que ganó fue Uribe. Además de mentiras ahora se quieren robar las elecciones”.

Desde el uribismo el senador Iván Duque también replicó, y sostuvo que la campaña de mentiras la hizo el gobierno, que el Centro Democrático sólo mostró los errores, “no tenemos rabo de paja y por eso nos arrimamos a la candela, el que tenga denuncias que las haga, no vengan a decir que los 6.4 millones fueron engañados”.

El presidente del Senado, Mauricio Lizcano, decidió dejar este como el tema central de la discusión en la plenaria, la cual discutió por más de cuatro horas al respecto.

Otras Noticias