Antioquia | Publicado el 3 de January de 2018

Arví estudia cobrar el ingreso al parque natural

Solo ingresar al parque, que tiene 1.716 hectáreas de reserva natural que protegen el agua que abastece parte de Medellín, ya es un ejercicio saludable para el cuerpo y el espíritu. Cerca del 10 % de los visitantes son turistas extranjeros.Foto: Juan Antonio Sánchez

Gustavo Ospina Zapata

Aunque el parque Arví registra este año un incremento del 3 % en su número de visitantes con respecto a 2016 (según cifras hasta el 30 de noviembre, entregadas por la corporación Parque Arví), su operación y proyectos de expansión requieren mayores recursos. Por eso, la entidad, que se encarga de la operación de esta reserva natural, madura un proyecto para empezar este año el cobro por ingresos.

Beatriz Elena Araque, directora del parque (compuesta por 13 socios), no revela aún los detalles de la propuesta ni de cuánto sería el monto a pagar por visitante, aunque adelanta que no sería un precio alto, teniendo en cuenta que cerca del 80 % de los clientes son de estratos 1, 2 y 3.

¿Por qué pensar en un cobro a los usuarios solo para ingresar al parque?

“La Corporación Parque Arví es una entidad sin ánimo de lucro, el parque no tiene taquilla, y estamos estudiando la posibilidad de cobrar el ingreso, porque es un lugar abierto, pero la comunidad deberá entender que serían recursos para la sostenibilidad del espacio, en todos los parques del mundo y de Colombia uno paga el ingreso”.

Pero ya la gente paga por algunas actividades
que realiza en el parque...

“Nosotros cobramos el ingreso a los senderos, son entre 5.000 y 7.000 pesos, pero son 7 senderos con recorridos que duran 2 o 3 horas, es algo muy económico, pero quienes no pagan estos recorridos de todas maneras disfrutan el parque, que es una reserva ecológica muy importante en la ciudad y cuyo mantenimiento demanda muchos recursos”.

¿Cómo se haría el cobro?

“Estamos avanzando a ver si es posible que el Metro nos haga el recaudo, aún no está definido”.

2017 fue un año difícil económicamente, ¿eso se reflejó en el flujo de visitantes al parque?

“El parque no tiene portería y el conteo de ingresos lo hacemos con el metro, se queda gente sin contar, pero hasta noviembre iban 742 mil visitantes (lo que proyectaría más de 810.000 hasta diciembre), de los cuales más de 72.600 han sido ciudadanos extranjeros, lo que nos indica que es un referente para los turistas que llegan a Medellín. En 2016, a la misma fecha, iban 721.107 visitantes”.

Teniendo en cuenta que el parque es reserva natural, ¿cómo se controla la disciplina de la gente para que no dañe ni atente contra los recursos?

“Ese es un ejercicio de educación que hacen nuestros guías cada día, es complicado. El mantenimiento por la indisciplina y toda la operación del parque lo hacemos 70 personas, incluidos 18 guías bilingües; la vigilancia, una ambulancia, una caseta seguridad, todo tiene un costo de $7.000 millones al año”.

¿Y la comunidad de Santa Elena sí se beneficia con las visitas a Arví?

“Hemos logrado que la comunidad sea la anfitriona. En Arví trabajamos el turismo rural comunitario, es la comunidad la que ofrece sus servicios a los visitantes; cuando se ingresa al parque hay un mercado con alimentos producidos por los campesinos, de lo que viven 120 familias y hasta noviembre habían vendido más de $1.500 millones. Por cada 100 pesos que nos ingresan, 60 son para la comunidad”.

¿En qué época del año se dan los mayores ingresos?

“En Feria de Flores la gente sube es a las fincas silleteras; tenemos más flujo en vacaciones y Semana Santa; por el metrocable nos llegan 4.500 personas por día, en especial los fines de semana, pero por capacidad de carga podríamos recibir 11.000 personas, queremos incrementar el flujo”.

Por ser reserva natural, Arví le aporta al medio ambiente de Medellín y Antioquia, ¿la sociedad debería compensar ese aporte?

“Nosotros somos un ejemplo nacional en turismo rural comunitario, en temas de protección y conservación y quisiéramos que la empresa privada se vinculara más, por ejemplo patrocinando el cuidado de los senderos, el gana gana para ellas sería la publicidad con la exposición de marca ante todos los visitantes que tenemos, en todo eso estamos pensando”.

37

mil kilogramos de material reciclable se recuperaron este año en el parque Arví.

Buscando recursos para llevar a cabo proyectos de modernización y ser autosostenibles, la Corporación Parque Arví analiza la posibilidad de cobrar el ingreso a la reserva natural.

Contexto de la Noticia

· En 2017, Arví ganó el premio nacional de la Calidad Turística. Su experiencia en el turismo rural comunitario se ha llevado a los cerros tutelares de Medellín y al Parque Central de Antioquia por ser ejemplo en la forma de permitir que la ciudadanía disfrute un espacio natural y a la vez conservarlo.

· En Arví se puede hacer senderismo ecológico, camping; practicar actividades como el yoga, el avistamiento de aves y recibir instrucción en conservación ecológica. Muchos visitantes acuden a sembrar árboles o asistir a las noches temáticas, que evocan ambientes especiales.

Otras Noticias