opinión | Publicado el

VOTA COLOMBIA

ElColombiano

El escepticismo para votar no es justificable aunque tenga ingredientes que lo alimenten: la dificultad para encontrar líderes intachables moralmente, inspiradores intelectualmente e implacables ejecutores; la debilidad de la justicia; la extensión viral de la corrupción; la vergonzosa brecha de equidad aún por resolver; la ausencia del Estado e instituciones en el territorio rural; el descuido de la educación, la ciencia y la cultura; una bomba de tiempo llamada pensiones y una amplia lista de reformas pendientes. En fin, un país retador, pero Colombia es una sociedad que progresa, hoy estamos mejor que hace un siglo, que hace cincuenta años, que hace veinticinco años. Las elecciones de este memorable domingo harán que la aguja de la brújula marque el norte que democráticamente el pueblo elige como destino que se interpreta a través de las ideas de los candidatos elegidos para Senado y Cámara.

Ejercer el derecho al voto es una gran responsabilidad con la patria, miserable es quien vende su voto o quien justifica su ausencia de las urnas con cualquier excusa distinta a aquella de fuerza mayor. Es imprescindible defender nuestra democracia que, aunque imperfecta, intenta construirse con valores tales como verdad, libertad, equidad y justicia. Debemos apoyar a quienes se comprometen con ella, el voto de cada individuo es la voz de aliento para ese propósito esencial con la nación.

Participar en política es un deber y un privilegio, debemos defender la democracia desde el voto, basta mirar alrededor países con modelos políticos y económicos distintos para encontrar comunidades invadidas por la desesperanza y países económicamente fallidos e inviables. ¡Cuánto darían nuestros vecinos venezolanos por tener una jornada electoral como la que Colombia tendrá hoy, en la que se puede expresar libremente la voluntad política del ciudadano!

Es importante mencionar que estas son las primeras elecciones después de firmado el Acuerdo de Paz y que la guerrilla de las Farc se convirtiera en partido. Será interesante observar cómo se comportarán aquellas exzonas farianas víctimas de la violencia del conflicto en esta nueva coyuntura y cuál será el apoyo social de la ciudadanía en las urnas a su movimiento político. De otro lado también será oportuno analizar qué tanta relación tienen los resultados con el “ruido” en redes sociales, si las tendencias fueron reales o estuvieron en un alto porcentaje infladas por influenciadores, robots y “paraísos digitales”. Adicionalmente evaluar si los elegidos corresponden a candidatos con programas o siguen ganando aquellos con alta retórica y discursos populistas, ¿Habrá funcionado el chequeo de datos (“fact checking”) para detener payasos y sus falsas promesas?

¿Entonces, por quién votar? Elegir es un acto libre y responsable del individuo. EL COLOMBIANO ha querido acompañar esta tarea de manera didáctica publicando contenidos de profundidad, realizando matrices comparativas que permitan evaluar candidatos y propuestas de acuerdo con las necesidades del país, invitando a debatir en nuestros foros a los 12 partidos participantes, haciendo visibles las voces de analistas de nuestros aliados EAFIT, Universidad Bolivariana, Universidad de Antioquia y Universidad Nacional (sede Antioquia). Todos estos contenidos están aún disponibles en nuestra web.

Es importante destacar que EL COLOMBIANO desde hace cuatro años tiene un proyecto llamado Candidatos Transparentes, en el que los participantes de esta contienda electoral son invitados libremente a mostrar en una plataforma digital sus hojas de vida, sus propuestas, sus cuentas y su realidad ante la justicia para que la audiencia pueda hacer un ejercicio analítico y tomar una decisión sustentada. Tenemos como aliados en esta exigente tarea a Misión de Observación Electoral, Consejo de Redacción, De Justicia y Congreso Visible. El mayor número de candidatos inscritos son del Centro Democrático, Alianza Verde y el Partido Liberal. Sorprende ver que ningún candidato de Farc, Mira y Opción Ciudadana aceptó la invitación. ¿Por qué no ser un Candidato Transparente? ¿Es su elegido un Candidato Transparente? Debería serlo, visite y confirme en: www.elcolombiano.com/candidatos-trasnparentes/consulta

Colombia es responsabilidad de sus ciudadanos, hoy ellos deben hacerse sentir y mandar un mensaje contundente de compromiso, amor y lealtad por la nación. Demostrar que la sociedad escoge estar por encima de la polarización, de los discursos populistas, de la corrupción electoral y elige de manera serena, informada, argumentada el futuro del país. Es justo que así sea.


Powered by