opinión | Publicado el

Inflación, bajo control


El último dato de inflación mensual para el mes de mayo (0,25%), llevó la variación anual de los precios a un registro de 3,16%, según informó el DANE. Además, la variación mensual se desaceleró frente al registro de abril (0,46%) y está ligeramente sobre la observada un año atrás (0,23%). Los grupos que jalonaron al alza la inflación mensual fueron diversión (0,65%), vivienda (0,45%) y otros gastos (0,40%). En general, el resultado de la inflación fue un poco inferior a los pronósticos del mercado (0,26%).

El dato anual de 3,16% es un poco más alto que el observado el mes anterior (3pb), pero todavía permanece en el rango del 2% al 4%, muy cerca de la meta de 3% estipulada por la autoridad monetaria. El buen comportamiento de la inflación anual en lo corrido del año se explica, en parte, por la desaparición del choque asociado con el aumento de los impuestos indirectos a comienzos del año pasado y por una oferta de alimentos que aún es amplia, con lo cual la variación anual en el precio de estos bienes es de 1,50%, muy inferior al total.

Para el caso de alimentos, lo importante es la recuperación de la producción de los alimentos primarios y otros semiprocesados, después de los choques climáticos ocasionados por el fenómeno de El Niño. Con esto, en la mayoría de los casos, hay una alta disponibilidad de estos productos en los mercados. La excepción notable es la del precio de la papa, individualmente, que ha tenido una mayor variación anual dentro de la canasta del IPC (37,41%).

Una explicación adicional para entender el buen desempeño de la inflación se encuentra en la capacidad productiva excedentaria en la economía, con una demanda todavía débil, como lo sugiere la información del PIB para el primer trimestre, la consecuencia es que es posible contener alzas adicionales en los bienes procesados tanto industriales como agroindustriales.

Sin embargo, empiezan a configurarse algunas presiones al alza de la inflación que deben poner sobreaviso a las autoridades económicas. Lo más destacable es el ajuste anual en los precios de los regulados que fue el más alto (5,79%) dentro de las categorías que informa el DANE. En esta oportunidad el incremento en la variación anual del IPC de regulados se concentró en el segmento de acueducto (6,26%), energía eléctrica (6,33%), tarifas de bus (5,51%) y combustibles (6,49%). Gran parte del repunte en los pasajes de bus es consecuencia del ajuste en las tarifas del transporte masivo en Bogotá (Transmilenio y SITP) a partir de febrero. Es llamativo también el ajuste de pensiones y matrículas de educación muy por encima de la meta de inflación.

Los buenos resultados en materia de inflación han llevado a que las expectativas acerca de su comportamiento en el futuro también mejoren. Esta es una buena noticia para la credibilidad de la política monetaria, aunque hay algunos riesgos que deben mitigarse, todo indica que la inflación está bajo control y, en ausencia de choques de precios de alimentos y energía, debería converger a la meta sin mayores dificultades. Una buena noticia para el país y sobre todo para los más pobres que son los principales afectados cuando la inflación sube.


Powered by