opinión | Publicado el

Ecopetrol retoma el camino

ElColombiano

La economía colombiana, que en los años del auge petrolero generó una alta dependencia de la producción y las exportaciones del crudo, sufrió un duro golpe con la caída abrupta de los precios internacionales del crudo.

Ello afectó severamente las finanzas gubernamentales y la balanza comercial dando origen a una acentuada desaceleración del producto nacional.

De igual forma, la industria petrolera debió enfrentar una aguda crisis, al punto que el sector minero-energético ha presentado, durante los últimos años, crecimientos negativos.

Ecopetrol, la principal empresa petrolera del país, no fue ajena a esta situación. La afectación en la producción y las ventas impactaron duramente el desempeño económico y financiero de la compañía.

Esto obligó a sus directivas a adoptar un drástico plan de ajuste que incluyó la ejecución de diversas acciones en la producción, el transporte y la comercialización del crudo.

La adopción de estas medidas le permitió a la compañía obtener, entre 2014 y 2017, ahorros por valor de 7,0 billones de pesos. Solo en 2017 estos fueron de dos billones.

Como resultado de la eficacia del plan de ajuste (y de las acciones emprendidas) y de la buena gestión, en 2017, Ecopetrol tuvo una utilidad neta de 6,6 billones de pesos, la más alta de los últimos cuatro años.

De otra parte, el año pasado, los ingresos acumulados presentaron un incremento del 16,0 por ciento, resultado que se vio favorecido por los mejores precios del crudo.

El Ebitda del Grupo Empresarial fue de 23,1 billones de pesos, lo que representó, con respecto a 2016, un aumento del 28,0 por ciento.

De igual manera, Ecopetrol consiguió que sus reservas probadas ascendieran a 1.659 millones de barriles equivalentes, que la vida media de estas se incrementara y que el índice de reposición de reservas fuera de 126 por ciento, el más alto de los últimos tres años.

Según el Presidente de la empresa, Felipe Bayón, el año pasado fue uno de grandes logros operativos y financieros. Hoy la empresa es “más eficiente y disciplinada, demostramos nuestra capacidad técnica y resiliencia al haber salido fortalecidos de la crisis de precios bajos del petróleo”.

La Junta Directiva de la empresa dispuso que, de las utilidades obtenidas, 6,20 billones de pesos se distribuyan así: entre los accionistas, 3,66 billones; para las reservas para el crecimiento estratégico, 1,14 billones; y para nuevas exploraciones, 1,40 billones.

Al Gobierno Nacional, el principal socio de la petrolera, le corresponden, por concepto de dividendos, unos 3,23 billones de pesos, lo que deberá ayudar a mejorar el deteriorado balance fiscal del erario público.

Por su parte, los accionistas privados recibirán un dividendo ordinario de 89 pesos por acción, lo que representa un incremento de casi cuatro veces el valor pagado en 2016.

De cara a los próximos años, el país tiene que tener claro que, mientras los avances tecnológicos en otras fuentes energéticas se consolidan y se convierten en alternativas viables, la política petrolera deberá garantizar el autoabastecimiento competitivo del crudo, en el marco de un desarrollo sostenible.

Ello implicará, contrario a las posiciones populistas y facilistas que algunos candidatos presidenciales pregonan, adoptar medidas que, al tiempo que se avanza en la exploración, la explotación y la recuperación de pozos, garanticen la no afectación del ambiente y de la vida de las comunidades. En este escenario, Ecopetrol deberá continuar siendo un jugador estratégico.


Powered by