Publicado el

Antioquia y el cannabis medicinal


Durante la próxima semana, según el anuncio del gobernador de Antioquia, Luis Pérez, se va a explicar con mayores detalles a la ciudadanía el proyecto para constituir una nueva empresa pública, denominada Cannabis Medicinal.

Dijo el gobernador Pérez Gutiérrez que se viene trabajando en este proyecto desde hace más de un año (ver Contraposición), y que este se hará en asocio con la Universidad de Antioquia.

Las ideas preliminares reveladas esta semana apuntan a dos propósitos: participar en los nuevos campos de investigación del uso medicinal del cannabis, es decir, un objetivo que se enmarcaría en programas de salud pública; y la búsqueda de nuevos ingresos para el Departamento, como actor en un negocio que, en cifras del Gobernador, sería de 70 mil millones de dólares al año en el mundo, y que hoy está copado por empresas extranjeras.

Hace pocos años estas declaraciones haciendo explícitos esos dos objetivos (el científico/medicinal y el comercial/financiero) habrían resultado cercanas al escándalo. Hoy no. Colombia inició hace pocos años, de la mano del ministro de Salud, Alejandro Gaviria, la reglamentación del cultivo, fabricación, investigación, comercialización y exportación del cannabis de uso medicinal.

En declaraciones de 2016 el ministro Gaviria Uribe decía que “Colombia puede ser el ganador de este mercado emergente de productos de marihuana medicinal”. Sin embargo, no planteó la participación de empresas de naturaleza pública o estatal en ese mercado que, efectivamente, ha venido teniendo expansión creciente.

Hay, naturalmente, varios interrogantes que deberán ser dilucidados con mayor claridad cuando se concreten los medios, bienes, presupuestos y objetivos de esta nueva empresa, máxime teniendo en cuenta que esta administración está próxima a cumplir la mitad del mandato y muchos de los proyectos y planes anunciados aún no despegan, o siguen siendo promesas, o cuentan con más propaganda que resultados, como la propia Empresa de Desarrollo Agropecuario.

No son solo estudios de factibilidad los que habrá de mostrar la Gobernación, sino justificar si es el Departamento (la Gobernación) la más apta para desarrollar actividades empresariales. Es decir, si la Gobernación puede asegurar que, contrario a lo que pasa con la gran mayoría del sector público colombiano, puede ser competente y competitiva como empresaria.

Ahora bien, la participación de la Universidad de Antioquia indicaría que el énfasis científico-investigativo sí podría tener mayores posibilidades de éxito. No se conocen mayores detalles de su participación en la nueva empresa, que se suponen serán enfocarse hacia la investigación e incluso patentes de productos medicinales, que no excluye, por supuesto, la búsqueda de ingresos financieros nuevos, tan necesarios para la universidad pública.

La idea de esta nueva empresa no es descabellada, aunque corre el riesgo de frivolizarse si se limita a ser un anuncio más de esos que se lanzan de forma improvisada en ruedas de prensa. Y si no se trata de convertir a la Gobernación en empresaria en campos que ni conoce ni está en capacidad de manejar. De allí que sea prudente esperar noticias más concretas antes de valorar si son nuevas ocurrencias efímeras o tiene posibilidades de prosperar.


Powered by