opinión | Publicado el

EL PAPA DEJÓ UN HERMOSO MENSAJE PASTORAL Y UN CLARO MENSAJE POLÍTICO


A pesar de los comunicados de El Vaticano sobre el carácter pastoral de la visita del Papa Francisco, el presidente Santos no tuvo recato en “politizarla”, tratando de convertirla en bendición al Acuerdo Final con las Farc. No tuvo problema en usar el nombre de Francisco para hacerle propaganda a sus programas, ni en afirmar que el Papa encuentra un país lleno de esperanza, cuando los colombianos estamos derrumbados por la corrupción, por un Estado que nos saca plata del bolsillo y por una situación de violencia por cuenta de los herederos de las Farc y otros bandidos.

El mensaje de Francisco es el de un pastor a sus ovejas, y así lo demuestra la acogida emocionada y profundamente espiritual de millones de fieles. Pero es también un mensaje con inevitable efecto político, por cuenta de su inmensa capacidad de influencia sobre las comunidades humanas. El Papa habló de paz y reconciliación, como debía, pero no se dejó acorralar en el apoyo al Acuerdo con las Farc. “Dar el primer paso” es empezar por respetar las diferencias, reconocer al otro y no satanizar como “enemigo de la paz” a quien piense diferente

Si el presidente quería reencaucharse con la visita papal, no lo logró. Si Francisco buscaba calar en la conciencia de los colombianos, sí lo logró, con un hermoso mensaje pastoral y un claro mensaje político.


Powered by