opinión | Publicado el

Caben ajustes, pero el balance es muy positivo en una eliminatoria larga


El balance es muy bueno, después de tres años, que son casi cuatro campeonatos que se juegan en uno, con cambios radicales. A veces se cuenta con unos jugadores y en otros momentos, no. Con cambios de situaciones emocionales en los jugadores de año a año. Pasar a clubes en los que a veces no juegan. Siempre debe haber una base que uno busca que se mantenga, pero en tres años resulta difícil.

Hay que convencer a los jugadores en esos tres años de un modelo táctico y de juego. Eso requiere de un estratega que tenga idea de qué jugadores utilizar y en qué situaciones. José Pékerman ha generado un factor sorpresa en los rivales que va a enfrentar, y en nosotros mismos. Y tiene gran credibilidad de los jugadores en él.

La mejor noticia para Colombia fue contar al final con Falcao, no solo por las situaciones de gol que genera sino por la confianza que le dio al grupo. Es muy positivo todo entre entrenador y jugadores.

Se pueden mirar algunos marcadores de punta y un volante más de marca, agresivo, al estilo Sánchez, para Rusia, y jugadores jóvenes de ataque del Cali y Junior, a futuro.

El reto mayor será superar lo de Brasil. Pero Pékerman salió del tumbo en tumbo en que venía la Selección y para los técnicos y jugadores es importantísimo: nos hace bien a todos. Ya clasificados, al fútbol colombiano lo miran bien.


Powered by