opinión | Publicado el

Taller de Opinión


¿QUIÉN ES EL ENEMIGO DE COLOMBIA?

Por Felipe Úsuga Pérez
Universidad Pontificia Bolivariana
Ciencias Políticas, 3° semestre
felipeuspe@gmail.com

Colombia está a días de tomar tal vez la decisión más importante de las últimas dos décadas: ¿quién representará la unidad nacional? Después de dos rostros que para bien o para mal han cambiado la historia del país, una nueva baraja de líderes está en campaña por alcanzar el poder, y la situación que vivimos como nación no es menor.

En tiempos de coyuntura surgen personajes que, por simple deseo de poder, agitan las masas para que los sigan ciegamente, y los carguen y sostengan en la cima. Y la estrategia que usan es sencilla y efectiva: señalar un enemigo y enfilar a sus seguidores hacia este. Elegir alguna persona, comunidad, etnia, país, acusarlo de los problemas que nos aquejan, y perseguirlo hasta acabarlo; dividir una nación en “buenos” y “malos”, en “amigos de...” y “enemigos de...”. Simple, eficaz, pero fatal para una nación.

La historia demuestra las consecuencias de separar una sociedad en unos que sí y unos que no. Solamente basta con mirar a nuestro lado: Venezuela está sumida en una aguda crisis humanitaria y sus dirigentes siguen jugando a llamarse “rojos” y “escuálidos”. Muchas más experiencias de la historia –violentas, en su mayoría– se pueden traer al caso. Y el conflicto armado interno en Colombia, que todos hemos sufrido en mayor o menor medida, no está lejos de estas divisiones.

Estamos a tiempo, como nación, de dejar de señalarnos y acusarnos, de encontrar lo que nos une y dibujar la línea para seguir adelante –así suene a cliché–. Dejemos de buscar un enemigo entre nosotros: el enemigo de Colombia es el desempleo, la pobreza, la desigualdad, la corrupción, la falta de civismo, la delincuencia, la indiferencia ante la educación... La pregunta que cada quién debe hacerse es: ¿quién se inventa demonios y quién propone soluciones para los verdaderos demonios?

La posibilidad que tenemos como sociedad y como nación es inmensa: ya no podemos cambiar el pasado, pero podemos cambiar el futuro de Colombia. Vale la pena intentarlo.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.


Powered by