opinión | Publicado el

The New York Times


LA ADVERTENCIA OSCURA DE UNA PRIMAVERA ADELANTADA

Por MARGARET RENKL
redaccion@elcolombiano.com.co

Los bosques se están despertando. Los árboles de madera dura estólidos todavía están desnudos, pero el sotobosque del bosque ya está enverdeciendo, enverdeciendo y enverdeciendo. La cubierta del suelo inactiva se vuelve más verde a través por entre la hojarasca podrida, y pequeños brotes verdes se abren en la punta de los árboles jóvenes y los arbustos leñosos.

El Día de los Presidentes la temperatura alta en Nashville fue 76 grados, el día siguiente alcanzó 80. Esto, todos nos aseguramos, era nada más que nuestra primavera falsa anual, un idilio de cielos soleados y brisas cálidas que por poco tiempo nos da ánimo a todos antes de que el invierno vuelva a chocar y convierte a las flores de los magnolios en una mancha café contra el frío cielo azul.

Desperté temprano ese día en febrero porque un cardenal estaba cantando “Birdy-birdy-birdy-birdy” tan duro que no había cómo dormir hasta tarde, incluso en un día de fiesta nacional. Los pájaros rara vez cantan en invierno. La comida es difícil de conseguir justo cuando se requiere enorme cantidad de energía mantenerse caliente.

Pero nuestro cardenal no sabía que apenas era 19 de febrero. Se sentó afuera de la ventana de nuestra habitación al amanecer, cantando desde el corazón. “Birdy-birdy-birdy-birdy!

El invierno este año fue brutal, con temperaturas bajas día tras día, lluvias torrenciales cuando el mercurio se elevaba a un rango más normal para Tennessee central. Un vórtice polar provocó que el presidente de los Estados Unidos, que al parecer no conoce la diferencia entre el tiempo y el clima, tuiteara: “Tal vez podríamos usar un poco de ese buen calentamiento global contra el cual nuestro país, pero no otros países, iba a pagar trillones de dólares para protegerse. ¡A Abrigarse!”.

Cuando la primavera llegó, incluso la falsa primavera, no había problemas excepto dónde ser más feliz”. escribió Hemingway famosamente en “A Moveable Feast.”

Pero esto, según resultó, no era una primavera falsa. Esto realmente era una primavera que llegaba muy temprano.

Los síntomas de cambio climático son bien conocidos, y sus riesgos para muchas de nuestras criaturas favoritas - tigres, tortugas marinas, elefantes, pandas gigantes, gorilas de montaña, mariposas monarcas, son igualmente claros, aunque es fácil olvidar eso en el ir y venir de nuestras vidas diarias. En diciembre, un video de National Geographic de un oso polar muerto de hambre se volvió viral mientras las personas enfrentaron a nivel intestinal las consecuencias innegables de un fenómeno que a veces puede parecer principalmente teórico.

Un sistema de tormentas que pasó por el país la semana pasada temporalmente trajo temperaturas más frías a Nashville y una tormenta de nieve por el Noreste, pero eso no cambiará nada. Habrá consecuencias para esta primavera absurdamente temprana.

El año pasado, un estudio publicado en Nature encontró que el cambio climático interrumpe significativamente los patrones migratorios de nueve pájaros cantores familiares. Las aves que pasan el invierno en Sudamérica dependen de la luz, en lugar de la temperatura, para indicarles cuándo deben dirigirse hacia el norte: a medida que los días se hacen más largos, saben que es hora de volar. La cantidad de luz en un día cualquiera no se ve afectada por el cambio climático, por lo que las aves mantienen sus patrones antiguos. No tienen forma de saber que la primavera está llegando antes de lo normal. O lo que solía ser normal.

Y si la primavera llega antes de lo previsto en el Hemisferio Norte, los pájaros en migración aparecerán, de acuerdo con la agenda, y encontrarán que sus fuentes típicas de comida han desaparecido, con terribles implicaciones para la supervivencia de sus crías


Powered by