opinión | Publicado el

Ramiro Velásquez Gómez


Embalses: de eso tan bueno no dan tanto

Hidroituango genera aún dudas sobre los beneficios y utilidades de embalses e hidroeléctricas, reservorios que por años se creyeron inocuos salvo por la ocupación de tierras. Pero tienen inconvenientes, ignorados casi siempre por la prensa y la opinión pública.

En Estados Unidos y Europa occidental la nueva ciencia conduce esfuerzos para desmantelar embalses (algunos ya se han acabado). Los viejos son ineficientes y sus impactos profundos.

Son contribuyentes de metano. Estudio en Bioscience dice que producen hasta 1.000 millones de toneladas de CO2 equivalente, más que todas las emisiones de Canadá. Una investigación de la Universidad de Washington analizó 100 estudios de emisiones de 250 embalses y halló que cada metro cuadrado de superficie emitía 25 % más metano de lo que se reconocía. En Brasil, la Curuá-Una emite 3,6 veces más gases de invernadero que generando la misma electricidad con petróleo.

“Cuando usted construye un embalse, destruye la cosa más importante de un río: el flujo”, dice Rok Rozman, biólogo esloveno, citado en UnDark. “Mata todo el ecosistema”. Y no se trata solo de peces, sino de la gente: han desplazado 80 millones de personas en el mundo.

Los ríos no son entes aislados, son una compleja red hídrica. Al alterar el flujo se afecta el cuerpo entero. Y aguas abajo se afecta la biodiversidad (estudios en Antioquia lo han demostrado ya).

Un estudio de Oxford que analizó 245 grandes represas, encontró que en su mayoría, no son viables económicamente. Itaipu por ejemplo, entre Argentina y Paraguay, genera 20 % menos de lo que se pensó. Y el cambio climático afectará al menos 86 % de las hidroeléctricas, que disminuirán su generación según otra investigación.

Hidroituango se terminará salvo un gran accidente, pues a la aplanadora paisa poco le importa la razón cuando de pesos se trata. Incluso hay un proyecto, Porvenir II, en el Samaná, que destruiría una rica región selvática con especies únicas y por la cual abogan científicos de varios países.

El mundo, todavía, se debate entre financiar hidroeléctricas o no, entre construirlas grandes o pequeñas, si volcarse a otras energías o no (varios países lo hacen). El tema no se ha zanjado. Lo claro es que no es tan sencillo como nos lo quieren presentar acá.

Eso tan puro no existe.

Maullido: Biblioteca España, estación San Pedro de Metroplús, acá también hay obras que huelen feo.


Powered by