opinión | Publicado el

Cartas a la Directora


Denunciante denunciado

Por Gloria Inés Múnera R.

Un caso muy particular me tocó presenciar durante las celebraciones de las pasadas fiestas decembrinas, cuando un ciudadano hastiado del bullicio que sus vecinos habían comenzado desde el 23 de diciembre con sus parlantes en la acera a alto volumen, decidió llamar a la policía para que pusiera en cintura a estas personas, que además consumían licor en la acera de su residencia.

Muy prestos llegaron los agentes e hicieron mermar la música a los guapachosos, pero oh sorpresa, una vez se retiraron los agentes estas personas ya alicoradas la emprendieron contra el ciudadano quejoso con palabras de grueso calibre y desafiándolo, pues según ellos los policías mismos les habían informado quién había llamado a quejarse por el ruido que ya completaba dos días.

Me queda la inquietud de si vale la pena denunciar esta clase de anomalías que van contra el nuevo Código de Policía, cuando una vez los agentes atienden el caso ellos mismos “avientan” al ciudadano que se atrevió a llamar, lo que genera la retaliación contra él, poniéndolo en peligro, que solo quería descansar tranquilamente.

Creo que esta conducta de los policías atenta contra la seguridad de quienes pretenden hacer cumplir las leyes, pero que por temor a sufrir atentados mejor se abstienen de denunciar a los bochinchosos, porque la misma autoridad que los defiende los “tira al agua”


Powered by