opinión | Publicado el

Rocío Arango Giraldo


Como los erizos: alianzas sociales

Los seres humanos somos como los erizos, necesitamos aprender a acercarnos unos a otros para darnos calor o morimos solos de frío. Eso dice el dilema del erizo, que es una parábola escrita en 1851 por el filósofo, Arthur Schopenhauer. Asimismo, para solucionar los grandes problemas sociales y desigualdad en nuestro contexto, es necesario que nuestras instituciones públicas y privadas aprendan a convivir y trabajar mancomunadamente en beneficio de soluciones en común.

La semana pasada estuve en la rendición de cuentas de la labor del año 2017 de la Fundación Éxito, quienes se han dedicado en los últimos años a generar soluciones para combatir la desnutrición infantil en Colombia. Me llamó la atención que todas sus actividades la realizan en alianza con otras organizaciones de todos los sectores en el territorio nacional. ¡Incluso con su competencia estadounidense tienen un acuerdo de trabajo para articularse en favor de la desnutrición infantil! Con sus alianzas pudieron llegar a más de 51 000 niños en todo el país con sus programas nutricionales.

Dicha situación me llevó a indagar sobre otros ejemplos alrededor del poder transformador de las alianzas entre lo privado y lo público. La Fundación Empresarios por la Educación es una red público-privada que nació hace más de 15 años para trabajar en temas de Educación con el objetivo de fomentar la inversión privada al respecto. La alianza cuenta con que ha logrado el apoyo de 500 iniciativas en todo el territorio nacional.

Otro caso de alianza nacional que contribuye a formar e incentivar un nuevo liderazgo, es la Fundación Colombia Líder, que lleva más de 10 años trabajando por la transparencia y el liderazgo.

También destaco la muy positiva experiencia paisa en favor de las personas en condición de discapacidad que realiza el Comité de Rehabilitación de Antioquia. Lo digo como paciente de la organización a la que acuden personas de muy escasos recursos de todo el país para el tratamiento y rehabilitación de enfermedades muy complejas.

Vale la pena seguir apostando desde el sector privado al trabajo en alianza. Al fin y al cabo: ¡Todos somos mucho más que uno!


Powered by