editorial | Publicado el

Taller de Opinión


Colombia: futuro para venezolanos

Por Juan Fernando Moreno Z.
Universidad Autónoma de Occidente
Facultad de Com. Social, 10° semestre
juanfernandozuritah@gmail.com

Varios años atrás, Venezuela era el escondedero y por no decir el paraíso perfecto para los colombianos; muchos de nuestros compatriotas cruzaban la frontera hacia el vecino país en busca de oportunidades, huyendo de la violencia, corrupción y falta de oportunidades.

Según cifras de entidades públicas venezolanas, se estima que a Venezuela llegaron aproximadamente tres millones de colombianos en busca del progreso. La mayoría de personas que están en esta cifra consiguieron vivienda, educación gratuita y de calidad y un trabajo que les permitía enviar dinero a Colombia para sus familiares.

Claramente, no falta el que aprovecha los beneficios que le otorgan para hacer de las suyas; los cupos que otorgaba el país vecino para envío de remesas a familiares en Colombia fue la papaya perfecta para los avispados: había matrimonios express sin novios presentes para figurar como matrimonio en Venezuela y poder enviar remesas, hijos ni adoptados ni concebidos, y hermanos que en realidad no eran tus hermanos; todo esto para poder enviar dinero a Colombia y reenviarlo a Venezuela para que se multiplicara o triplicara su valor.

Recordemos que estos envíos de dinero para poder ser efectuados tenían que ser girados en dólares, lo que trae consigo una salida de divisas del país petrolero.

Ahora bien, ya vimos que Venezuela, sus políticas en aquella época gloriosa y su gente fueron de gran ayuda para muchos colombianos; ahora que los venezolanos atraviesan esta crisis es hora de ayudarlos a ellos, no quejándonos por su llegada masiva, sino pidiéndole al gobierno políticas publicas que ayuden al venezolano trabajador y pujante y claro está, al colombiano también.

Recordemos que éramos un solo país, ahora somos países hermanos y los hermanos se dan apoyo entre sí, los hermanos no solo estamos en los momentos de efervescencia, también estamos en los momentos de disolvencia.

*Taller de Opinión es un proyecto de El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.


Powered by