tendencias | Publicado el

No arriesgue su vida con malas llantas


FOTO sstock

Un gran porcentaje de su seguridad al manejar se encuentra en las llantas, por eso es de vital importancia que no solo tenga unos buenos neumáticos en su vehículo, también debe cuidarlos para obtener más agarre, duración y, aunque no parezca, rendimiento de combustible.

En el país, según Juan Carlos Rosado, director comercial para Continental Tire Colombia, “quienes estamos en el negocio de las llantas, sabemos que tenemos que tener productos que tengan las mejores prestaciones en cuanto a rendimiento, kilometraje, bajo consumo de combustible, que no se rompan fácil, porque sabemos del estado de muchas vías acá y eso lo estamos logrando a través de las tecnologías de compuestos nuevas”.

Actualmente existen muchas marcas que ofrecen variedad en la calidad y en el precio, sin embargo, cuando de llantas se trata muchos expertos coinciden en que, cuando de seguridad se habla, aplica el dicho de que “lo barato sale caro”.

En esta época, en la que usted puede acceder a mucha información sin mucho esfuerzo, una de las recomendaciones para escoger una buena llanta es precisamente investigar sobre su recorrido y prestigio en el mercado, también se debe especificar sus modos de manejo y por dónde transita normalmente, si es en autopistas o carretera destapada.

Entre Juan Carlos Rosado y Camilo Millán, responsable de Marketing Producto para auto y camioneta de Michelin Colombia, explican cuáles son esas claves para que usted tenga un buen cuidado de sus llantas .

Las llantas son una parte vital en cualquier vehículo, de ellas depende la seguridad de los pasajeros. Por eso, su mantenimiento es esencial para evitar accidentes y hasta para ahorrar gasolina.

Contexto de la Noticia

La construcción y mantenimiento es esencial, mientras el rodaje de esta sea más sencillo, y no de resistencia para evitar acelerar más. Calibrar bien el aire es una de las recomendaciones para ahorrar combustible.

El aire de las llantas debe ser revisado cada mes. Puede usar nitrógeno para llenarlas, pues este aumenta especialmente la durabilidad frente al aire común y al no tener humedad evita problemas de corrosión en las partes internas.

Utilizar una llanta más ancha aumenta la precisión en la dirección y la adherencia en piso seco, pero disminuye la capacidad de evacuación de agua en piso mojado como también disminuye el confort del vehículo. Lo mismo puede pasar si se cambia de rin.

No es necesario, es normal que la temperatura de una llanta aumente durante su rodaje que puede llegar hasta los 80 grados centígrados y así mismo aumenta la presión interna de inflado de las llantas. Esto ya debió ser tenido en cuenta por el fabricante.

Para tener una mayor adherencia (en vehículos de alto desempeño por ejemplo), los compuestos de las llantas son más blandos, pero una mayor adherencia y caucho más blando puede significar una menor duración de este elemento.

Aunque hay unas que están diseñadas para una óptima evacuación del agua por tener canales longitudinales, aún no existen las que eviten un accidente por exceder la velocidad en piso mojado, por eso en este caso, depende también del conductor.

El aire de las llantas debe ser revisado cada mes. Puede usar nitrógeno para llenarlas, pues este aumenta especialmente la durabilidad frente al aire común y al no tener humedad evita problemas de corrosión en las partes internas.

El labrado de los neumáticos no lo es todo, incluso muchos países han prohibido las conocidas espinas de pescado, ya que no eran seguras por no evacuar el agua de la mejor manera. No compre una llanta
por su aspecto,
busque seguridad.

El mantenimiento de una rueda depende mucho del estado de gran parte del vehículo como los frenos, suspensión, amortiguación, dirección entre otros. Una recomendación es rotarlas cada 5.000 kilómetros para evitar mayor desgaste.


Powered by