colombia | Publicado el

Niño escapa de ser reclutado por el Eln


FOTO: Cortesía Policía Norte de Santander.

Eran las 7:30 de la noche cuando Camilo, un menor de 12 años al que se le protege su identidad, llegó a la Estación de Policía de Tibú, Norte de Santander, pidiendo protección, estaba cansado y con hambre. Había caminado más de tres horas, desde una vereda en La Gabarra, para llegar a un lugar donde se sintiera seguro.

Camilo llevaba una semana huyendo del Eln, según le contó a los policías. Esa insurgencia había llegado hasta su casa, específicamente dos hombres vestidos de civil y con armas cortas, y le exigieron a sus padres que el niño debía ingresar a la guerrilla y que ya el plazo para entregarlo había vencido.

El menor de edad escuchó la conversación, reveló la Policía, y planeó la huida de su vivienda. Se fue sin siquiera avisar a sus padres.

El niño relató como en diferentes oportunidades estos sujetos habían pasado por su vivienda y atemorizado de que en la próxima oportunidad se lo llevarán, en contra de su voluntad.

“Al momento de llegar a la estación se llamaron de manera inmediata a los funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, con el fin de restablecer los derechos del menor y dejarlo en custodia permanente por parte de esta entidad, quién además del acompañamiento, le brindará todo un equipo de profesionales en sicología para atender este caso”, expresó la Policía Nacional a través de un comunicado.

En esta zona del Catatumbo el personal de infancia y adolescencia adelanta diferentes campañas contra el reclutamiento infantil y a la fecha no se han registrado casos que permitan realizar una trazabilidad sobre este hecho, sin embargo, en este sector delinquen estructuras del Eln que identifican menores de edad con el propósito de incorporarlos a sus filas.


Powered by