negocios | Publicado el

Las dos caras de la empleabilidad


Es el dato más alto en lo corrido del año, con 784 mil personas en esta condición en Medellín: Dane. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA

El empleo siempre tiene dos caras, quienes trabajan en la formalidad y quienes no lo hacen. En el periodo mayo - julio, la cantidad de personas en esta condición es la más alta de todo el año, con 784 mil ciudadanos; así lo demuestran las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). También es mayor a la de hace un año cuando fue 780 mil personas (ver Radiografía).

La otra cara, la formal, la que cotiza salud y pensión, también ha venido en aumento hasta llegar a 1,63 millones de personas y se mantuvo igual con respecto al mismo periodo del año pasado.

¿Cómo es esto posible? Explica Diego Alejandro Cortés, Coordinador del observatorio regional del mercado de trabajo Ormet Antioquia, tiene que ver con el aumento del desempleo juvenil que sigue en tasas de 16,6 % , así como la informalidad producto de la llegada de migrantes de Venezuela; aunque había una previsión de que la informalidad aumentara más pues esta población está siendo contratada sin la calidad esperada. “Este tema siempre deja un sinsabor especial pues casi la mitad de trabajadores son informales; no tienen salud, pensión, ni servicios de cajas de compensación”, dijo.

Mirada nacional

Para Hugo López, profesor de la Universidad Eafit, hay síntomas de recuperación en julio. De acuerdo con las cifras del Dane, en 13 ciudades y sus áreas metropolitanas y un total de 10,8 millones de trabajadores, la informalidad llegó a 5,11 millones de personas, en su mayoría que tienen estudios de primaria (24,7 %) y secundaria (55,1 %), mientras los empleados formales llegaron a 5,75 millones, allí, los estudios máximos alcanzados fueron superiores, 3,11 millones.

Sectores como manufacturas, en el empleo formal, se ha recuperado, al pasar de un millón a 1,06 millones; construcción, que se movió de 269 mil a 294 mil empleos, y comercio, hoteles y restaurantes, que siempre es protagonista, viene creciendo en los últimos seis trimestres móviles hasta llegar a 1,10 millones de personas. Finalmente, entre 11 sectores, sólo 3 tuvieron caídas en empleos formales. “Hay buenas noticias en empleo formal (...) y eso se nota en las variables macro, en las que hay confianza”, dijo López .

La informalidad es un fenómeno que preocupa más en las ciudades intermedias. En Medellín se evidencia un crecimiento de este fenómeno, pero también de la formalidad del empleo.
Las dos caras de la empleabilidad

Contexto de la Noticia

Tal y como se evidencia en el boletín técnico del Dane. en el trimestre móvil mayo y julio 2018, de las 23 ciudades y áreas metropolitanas, las que presentaron mayor proporción de informalidad fueron: Cúcuta A.M. (69 %), Sincelejo (64,2 %) y Santa Marta (62,2 %). Del otro lado están Manizales A.M. (39,6%), Bogotá D.C. (41,6%) y Medellín A.M. (42,4%).

Si se habla del comportamiento en la población joven, de acuerdo con el Dane, la rama que concentró el mayor número de ocupados fue comercio, hoteles y restaurantes (28,8%). A este sector le siguió los Servicios comunales, sociales y personales (18,7%), y agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (15,4%).


Powered by