Negocios | Publicado el

Aún no se ven beneficios por exenciones tributarias


Construcción de zona franca en el municipio de Caldas. FOTO JULIO CÉSAR HERRERA

Un año después de entrada en vigencia la Ley 1819 de 2016, conocida como la reforma tributaria, no existen cifras actualizadas del impacto de las exenciones contenidas en dicha norma ni en años anteriores, que descuadran las cuentas fiscales (ver Gráfico).

Si bien se racionalizaron subsidios, limitando exenciones y deducciones al 50 % del ingreso total de las personas naturales, aún hay retos con las sociedades, que quedaron con tarifa del 34 %, más sobretasa del 6 %, sumado a que las empresas se pueden deducir del impuesto sobre la renta el IVA en bienes de capital utilizados por procesos productivos, es decir, lo que compren para expandirse, máquinas, fábricas, nuevas tecnologías, entre otras (ver Paréntesis).

Igualmente, se unificó el régimen para todas las zonas francas, que tributan a una tasa preferencial del 20 % y no deberán pagar parafiscales. Los beneficios a hoteles nuevos que se establezcan en municipios de menos de 200.000 habitantes y exenciones a renta por energía eléctrica generada con fuente eólica, biomasa o residuos agrícolas, solar, geotérmica o de mares también están incluidas.

Sin embargo, aún no es claro que ese propósito de otorgar beneficios fortalezca la economía, genere más empleo formal y resista a los choques externos, como volatilidad del dólar o precios del crudo. Como se sabe, la reciente caída de precio petrolero redujo en 24 billones de pesos los ingresos del Gobierno.

Para la Comisión del Gasto Público, que recientemente analizó en el capítulo 9 de su informe los subsidios dirigidos a hogares y personas (diferentes de salud, educación y pensiones), calculó que este monto es de 10 billones de pesos (2014), equivalente a 1,6 % del PIB. Y aproximó el gasto en subsidios a productores y empresas en 5,3 billones de pesos para el mismo año, lo que corresponde a 0,7 % del PIB, la mayor parte a exenciones al impuesto corporativo y el Incentivo a la Capitalización Rural. Totaliza 5,3 billones de pesos.

“Es un sistema en el que muy poca gente y empresas pagan impuestos. Si le sumamos los 45 billones de evasión fiscal que hay en promedio, se agudiza más la crisis fiscal”, comentó por su parte, Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad. La dirigente manifestó que las excesivas exenciones llevan a un recaudo bajo y no a más productivo. “Repercute en mayor ingreso al empresario pero no necesariamente en mejores indicadores para la economía”, puntualizó .

Las exenciones tributarias le hacen “hueco” a las finanzas públicas y no arroja indicadores de impacto productivo. Se estimaban en 15,3 billones de pesos en 2014 pero, ¿a dónde va ese dinero?
Impacto fiscal de las exenciones tributarias en Colombia

Contexto de la Noticia

La mayor contribución a la variación positiva en el recaudo de impuesto de 2017 corresponde al recaudo del Impuesto al Valor Agregado (IVA) interno, que pasó de 25,7 billones de pesos en 2016 a 31,9 billones de 2017. Creció 24 % y explica 4,9 puntos porcentuales del crecimiento total del recaudo. La Dirección de Impuesto y Aduanas Nacionales (Dian) explicó que tres factores influyeron en el desempeño del IVA el año pasado: incremento de la tarifa general que pasó del 16 al 19 %. La misma campaña de cobro realizada por la entidad y un tercer elemento los efectos inducidos por tipificar como delito penal la conducta de no cobro del IVA, contenido en la Ley 1819 de 2016. en el caso de renta, el impuesto sumó 15,2 billones de pesos, un aumento de 39,8 % frente a los 10,9 billones de 2016.


Powered by