negocios | Publicado el

Los cinco mitos sobre el uso de la tarjeta de crédito


FOTO LA REPÚBLICA

En Colombia, casi ocho millones de personas utilizan tarjetas de crédito, es decir, 16% de los 48,6 millones de los habitantes del país. Si usted quiere sumarse a esta población, debe tener en cuenta que hay algunos mitos que le impiden hacer un buen uso o sacar provecho del dinero plástico.

Por esta razón, LR realizó un sondeo con expertos, banqueros y académicos para resaltar los cinco principales mitos que hay alrededor de las tarjetas de crédito, los cuales usted debe erradicar para aprovechar las ventajas que este servicio le ofrece.

1. Las cuotas son fijas

Una de las falsas creencias más comunes en el tema de tarjetas de crédito es que el pago mínimo corresponde a un porcentaje del valor de la deuda, que generalmente es de 5%.

Según Bancolombia, esto es falso, porque “el pago mínimo se calcula mes a mes, en función de los consumos realizados en los meses anteriores, a la tasa de interés vigente a la fecha, pero sobre todo al plazo seleccionado al momento realizar las compras”.

Jorge Saza, analista de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), coincide en que esto es un mito.

“Esa tasa nunca se calcula de esa manera. En realidad eso está en función del plazo, de la tasa de interés, de que si los pagos los hizo de manera juiciosa, si tiene cuotas retrasadas, también si hace pagos extra, es más si usted no paga nada con la tarjeta, no la usa, pues no debería generarle pago”, afirmó Saza.

2. Pagos no se pueden adelantar

La idea de la tarjeta de crédito es hacer compras y cancelar el valor posteriormente, en pocas palabras, comprar con un adelanto del dinero. Para esto hay que definir una serie de plazos, que en su mayoría son entre una, 36 o más cuotas.

Sin embargo, existe una creencia entre las personas y es que no se puede realizar un abono extra a la deuda, porque se deben esperar las cuotas que se definieron desde el comienzo.

Esto es falso, ya que en cualquier momento el usuario puede realizar el pago total de su deuda sin ninguna penalización, independientemente del número de cuotas que definió inicialmente. Otra de las opciones es hacer abonos parciales a la deuda con el objetivo de disminuir el capital.

Édgar Villamizar, decano de la Facultad de Administración Fundación Universitaria Cafam (Unicafam), dijo que “la mayoría de las personas no se fijan en las cláusulas o en los parámetros de uso que tienen las tarjetas o diferentes servicios bancarios, y se dejan creer del voz a voz. Creo que hay muchas cargas implícitas que se deben tener presentes al momento de adquirir una tarjeta”.

3. Lo mejor es pagar de una vez

En muchos casos, con productos que tienen un bajo costo, los usuarios deciden pagar el artículo o el servicio en una sola cuota. La razón es porque no se generan intereses.

Jonathan Malagón, vicepresidente de Asobancaria, señaló que es falso. “En Colombia hay exceso de transacciones a una cuota. Muchos clientes se sienten avergonzados en diferir a varios meses, otros simplemente no hacen buena planeación financiera. El número de cuotas óptimo es aquel que permite suavizar el flujo de caja sin impactar la liquidez que se requiere para cumplir otras obligaciones”, aseguró Malagón.

4. La deuda se hereda

En caso de que una persona fallezca y tenga una tarjeta de crédito con deudas, estas se heredan a la familia. Esto no es cierto, ya que si el titular del plástico muere, se perdona la deuda.

Santiago Perdomo, presidente del Banco Colpatria, dijo que no es cierto que la deuda se herede. “Para esto existe un seguro que todas las personas tienen al momento de adquirir una tarjeta de crédito. En este caso preciso, las deudas no se heredan y quedan saldadas, son cláusulas que se mantienen con los usuarios”, agregó Perdomo.

5. La banda permite clonación

Una de las principales preocupaciones de los colombianos es cuando se presentan clonaciones en las tarjetas, las cuales terminan generando pérdidas económicas para los usuarios por el fraude de terceros. En muchas ocasiones la culpa, de acuerdo con las personas, es del sistema de banda.

Esto es falso. De acuerdo con Asobancaria, Colombia es uno de los países más seguros del mundo en transacciones de tarjeta en ambiente presente gracias a la adopción de la tecnología de chip, incluso muchos años antes que Estados Unidos.

Alfredo Barragán, experto en banca de la Universidad de Los Andes, comentó que “actualmente hay diferentes medios para proteger los datos y las cuentas de los usuarios. La tecnología en las tarjetas ha avanzado y aunque hay preocupaciones, son menores que antes”.

Además, Asobancaria agregó que los mayores riesgos están en las transacciones en ambiente no presente.

Finalmente, los expertos recomendaron que las tarjetas de crédito no solo funcionan para aplazar el pago de bienes y servicios, también para aprovechar los beneficios que otorgan las entidades bancarias como por ejemplo, la acumulación de millas, asistencia técnica bancaria, devolución del IVA, descuentos en almacenes y otros más.


Powered by