negocios | Publicado el

Un billón de pesos aporta Luis Carlos Sarmiento para la lucha contra el cáncer


Luis Carlos Sarmiento (izq.) es el alma del Centro de Tratamiento e Investigación sobre Cáncer. FOTO Colprensa

“No quiero utilizar la palabra majestuosa para que no suene prepotente, pero será una construcción majestuosa”. Así describe el banquero colombiano Luis Carlos Sarmiento Angulo lo que será el Centro de Tratamiento e Investigación sobre el Cáncer (CTIC), el cual abrirá las puertas al público en tres años.

Y es que de su fortuna personal, que según las estimaciones de Forbes suma los 12.000 millones de dólares (unos 35,4 billones de pesos a la tasa representativa del mercado del dólar ayer, de 2.953,77 pesos), el empresario está destinando un poco más de un billón de pesos en la construcción del complejo médico que aspira atender a unos 15.000 pacientes al año, cuya ejecución arrancó hace apenas un mes en el norte de Bogotá.

“Hemos tenido que hacer un curso profundo para iniciar este proyecto, entre otras cosas porque la ciencia cambia todos los días”, manifestó Sarmiento durante la presentación del complejo médico ayer, en uno de los salones del edificio Banco de Occidente, en la capital de la república.

Pese a haberse iniciado en el sector constructor y que algunas empresas de su conglomerado están dedicadas a esa actividad, el magnate reconoció que es la primera vez que se embarca en un desarrollo hospitalario, que se edificará en dos etapas, y apunta a convertirse en un referente de la medicina oncológica en América Latina.

“Este es un proyecto sin ánimo de lucro, no esperamos ningún rendimiento en el futuro ni los recursos que aportemos volverán a nosotros. Los aportes para su ejecución los hará la fundación CTIC, que está conformada por mi esposa, mis hijos y yo”, precisó Sarmiento.

También comentó que se recibirán donaciones de las firmas que constituyen su organización empresarial y de entidades que se interesen por darle un impulso a esta iniciativa. “Esta será una institución que se autosostenga y deberá funcionar dentro de los mismos parámetros de los demás prestadores de servicios de salud”, enfatizó.

En este punto, las precisiones del hombre que está en el lugar 120 de los más adinerados del mundo, según Forbes, coincide con lo que establece el parágrafo dos del articulo 145 de la reforma tributaria que reza: “ Los aportes iniciales que hacen los fundadores al momento de la constitución de la entidad sin ánimo de lucro y los aportes a futuro que hacen personas naturales o jurídicas diferentes a los fundadores, no generan ningún tipo de derecho de retorno para el aportante, no serán reembolsables durante la vida de la entidad ni al momento de su liquidación”.

Así será el complejo

En su primera fase, el CTIC tendrá unos 100.000 metros cuadrados, en los que habrá 128 habitaciones hospitalarias, 30 camas de cuidado intensivo, ocho unidades para radioterapia y ofrecerá servicios de hematología y trasplante de médula ósea, medicina nuclear, imágenes diagnósticas, así como seis quirófanos, laboratorio clínico con servicios de genética y biología molecular.

La apuesta es que este centro se constituya en un eje que articule doce clínicas, cada una dedicada a un tipo de cáncer, en las que se dispondrá de salas de manejo multidisciplinario y unidades de medicina integrativa, cuidados paliativos, clínica de dolor, fisiatría y apoyo terapéutico.

Durante la construcción se generarán unos 1.500 empleos y se estima que en tres años sean atendidos los primeros pacientes, enfatizó.

Interés nacional

Pese a ser una propuesta privada, el CTIC es la primera iniciativa del sector salud, declarada como Proyecto de Interés Nacional Estratégico (Pines).

Entonces, ¿qué tipo de beneficios puede obtener? Según el líder del proyecto, Luis Felipe Henao, no hay ninguna contraprestación económica a la que pueda acceder el CTIC.

El exministro de Vivienda recordó que el país suscribió una serie de compromisos con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para luchar contra el cáncer.

“Hoy son unas 32 millones de personas que en el planeta sufren esa enfermedad. En América Latina el problema no es menor y en Colombia se diagnostican 71.000 casos nuevos cada año y esta cifra va a llegar a 95.000 en 2030. En ese contexto, en el país casi no se está desarrollando investigación contra el cáncer y es por esto que el Gobierno, al ver este proyecto, lo incluyó en la lista de Pines”, aclaró Henao.

Bajo esa declaratoria, el CTIC cumplirá un rol esencial en el desarrollo futuro de políticas de salud, las cuales beneficiarán a todos los colombianos.

Según se indicó, el CTIC operará como una Institución Prestadora de Salud (IPS) bajo las mismas condiciones que cumplen las instituciones hospitalarias y competir por el mercado

15.000

pacientes de cáncer estima atender cada año el CTIC, en la capital del país.

Este complejo hospitalario será referente para Latinoamérica en la lucha contra el cáncer. Según su promotor, Luis Carlos Sarmiento, el compromiso de su familia con el CTIC es duradero.

Contexto de la Noticia

Image
Luis Felipe Henao
Líder del CTIC
“Tratar un cáncer a tiempo cuesta 30 millones de pesos y le posibilita al paciente gozar de más años de vida. Un cáncer tardío vale 400 millones de pesos y la oportunidad de vivir es muy poca. El CTIC será clave como un articulador de la salud”.
Image
Rafael de la Hoz
Arquitecto del CTIC
“Estamos creando un centro de tratamiento del cáncer que estará entre los mejores del mundo. Será un centro hospitalario amable para el paciente, para quienes trabajen allí. Metafóricamente, este será un gran balcón que privilegiará la naturaleza”.

Powered by