negocios | Publicado el

Andi pide protección por aranceles de acero y alumnio de EE.UU.


Juan Manuel Lesmes, director de la Cámara Fedemetal de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia. FOTO Jaime pérez

Esta semana sigue caliente el panorama por la “guerra comercial” entre Estados Unidos y China y lo que esto puede implicar para las economías latinoamericanas, como Colombia; sobre todo en momentos en los que Donald Trump tiene previsto visitar el país (ver Causas).

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) sugirió que los aranceles a las importaciones de acero y aluminio, de 25 % y 10 % respectivamente, implican un daño sustancial para la industria y que la salida más favorable es insistir en que Colombia sea excluida como le sucedió a Corea del Sur, Unión Europea, Brasil, Argentina, Canadá y México y Australia.

Por el contrario, que se tenga como premisa la otra salida, anunciada por la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, el pasado 22 de marzo, de que cada importador estadounidense sea el encargado de pedir que su proveedor sea excluido no es buena opción.

Esta debe cumplir una de estas condiciones: que el producto específico no se produzca en ese país; que, si bien sea producido, no se consiga en las cantidades o calidades que la demanda requiere; o, que no importarlo significara un riesgo para la seguridad nacional de ese país.

“Ninguno de los productos, de las siete empresas colombianas que exportan el 97 % hacia allá, es tan sofisticado para que cumpla estas características (...) Así no podemos excluir producto, pero se ha hecho un esfuerzo para venderles con valor agregado y aprovechar el TLC con Estados Unidos”, dijo Juan Manuel Lesmes, director de la Cámara de Fedemetal de la Andi.

El temor es que los avances de la industria se pierdan con esta medida “y quedemos condenados a volver a exportar commodities”, dijo Lesmes.

Colombia exporta 58,8 millones de dólares en estos productos a Estados Unidos, lo que no representa ni el 0,12 % en toneladas en este destino, por lo que a simple vista demuestra que no le hace daño a la industria norteamericana; no obstante, para el país sí representa unos ingresos relevantes en su comercio y desarrollo empresarial.

Ser un país amigo de EE. UU., tener TLC, no triangular con material chino, haber luchado contra la competencia desleal y la participación activa de las reuniones de la Organización Mundial de Comercio sobre la sobreoferta de acero serían las credenciales que pasaría Colombia para lograr esta exclusión.

Sobre producto barato

Una de las estimaciones que han hecho analistas a EL COLOMBIANO, es que la preocupación latente se encuentra en que todo el producto chino que tenga dificultades para entrar a Estados Unidos por cuenta del arancel, mirará cómo entrar en otros mercados, tal y como lo explicó Raúl Ávila, docente de economía de la Universidad Nacional y el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz.

“Lo anterior implica que 12,52 millones de toneladas no podrán ingresar al mercado norteamericano, que equivale a 6,6 veces la producción colombiana; 5,6 veces lo que el país importó el año 2017 y 3,5 veces el consumo aparente colombiano de un año”, sostuvo María Juliana Ospina, directora del Comité Colombiano de Productores de Acero de la Andi. La explicación también se basa en que los productos entrarían “a precios de saldo”.

No obstante, para Andrés Ramírez, director ejecutivo de la Cámara Colombiana del Acero (CamAcero) los ánimos deben calmarse “es un poco anticipado prever qué va a pasar”. Lo cierto es que tras dos semanas de las medidas, el mercado estadounidense “ha asumido el costo de los aranceles impuestos por EE. UU.”, al menos en acero.

La explicación sobre el precio, se mueve en función del mercado chino, explicó Ramírez, debido a que gran parte de la producción se concentra en este gigante asiático. Ahora lo que ha sucedido recientemente es que el precio se ha moderado, debido a que China se propuso reducir parte de su producción, pues la sobreoferta le estaba significando problemas relevantes con sus socios comerciales.

A la espera queda la industria de lo que suceda con Trump, y sus decisiones frente a Colombia, país que se ha declarado como el principal aliado de EE.UU. en la región .

Contexto de la Noticia

· Llegará después de la Cumbre de las Américas que se desarrolla en Perú. El 15 de abril será el día en que estará en Colombia Donald Trump.

· Algunos temas que se tomarán la agenda será la situación de Venezuela que afecta a la región.

· El compromiso con la reducción de los cultivos ilícitos, también se prevé que sea tema central, así como el plan paz.

· La expectativa también está puesta en temas de comercio bilateral.


Powered by