Economía | Publicado el

Duque baja el tono de su reforma tributaria: será de “financiamiento”


Algunos sectores ya han manifestado la necesidad de contar con una reforma de fondo. FOTO CORTESÍA

El presidente Iván Duque le bajó el tono a una posible reforma tributaria para el país. En el marco del Congreso de Confecámaras, aseguró que lo que se espera presentar es una ley de financiamiento, mas no una reforma tributaria.

Duque confirmó que si bien se ha dicho que el país requiere de una serie de reajustes financieros, no es última palabra que la reforma tributaria sea la salida para encontrar la manera de aumentar los ingresos fiscales del Estado. “Yo no he hablado nunca de la expresión reforma tributaria. Siempre he hablado de reactivación económica. La ley de financiamiento tiene que ser ese capítulo legislativo de reactivación económica, que va de la mano con otras tareas que estamos haciendo”, aseveró Duque.

Sin embargo, algunos sectores ya han manifestado la necesidad de contar con una reforma de fondo, una reforma que ayude a subsanar la carga tributaria para ciertas actividades económicas del país, que sea una salida para los emprendimientos y las bases financieras que ayuden a mitigar la desigualdad que existe en el país.

Tanto así que en entrevista con EL COLOMBIANO, Julián Domínguez, presidente de Confecámaras, ya había dicho ante una eventual reforma que: “Pensamos que el monotributo debe ampliarse a un número mayor de microempresas. En la forma como quedó establecido, que fue muy restrictivo, no funcionó para formalizar. Creemos que es importante la disminución en la tasa de tributación y por supuesto la disminución del gasto público. Planteamos la necesidad de atacar la evasión con las normas del paquete anticorrupción, es un avance muy grande”, dijo Domínguez.

Esta ley de financiamiento de la que ahora habla Duque se presentaría una vez sea aprobado el Presupuestro General de la Nación del próximo año. “Tenemos que buscar que el sistema tributario sea más eficiente, equitativo y sobre todo que se ajuste a lo que dicta el mandato contitucional”, añadió.

Entre las modificaciones más sustanciales se prevé que se sigan simplificando los procesos de creación de empresa en el país, con la idea de que Colombia tenga un ambiente propicio para la generación de nuevos negocios, y así mismo, se empiecen a forjar las bases para que la economía naranja tenga el campo de maniobra que requiere.

Pero la idea entonces es que si bien no exista una reforma tributaria, sí se espera que la ley de financiamiento de la que ahora habla el Gobierno encuentre ambiente de trabajo de la mano con otra serie de iniciativas legislativas que complementen el plan y apoyen aspectos como la evasión de impuestos y el apoyo a proyectos sociales.

“No me gusta utilizar el espejo retrovisor, pero hemos encontrado programas que no tenían la sostenibilidad necesaria en la apropiación presupuestal”. Según el Presidente, por esta razón su administración se verá en la obligación de sacrificar algunos proyectos que hacían parte del plan inicial de gobierno.

Finalmente, se supo que los programas sociales del país contarán con los recursos para su puesta en marcha y dejen de ser “iniciativas improvisadas”, según Duque.


Powered by