Economía | Publicado el

A un paso para subastar energías no convencionales


Energía eólica. Foto Colprensa

La resolución sobre las subastas a largo plazo de las energías renovables no convencionales (eólica y solar) podría quedar en firme el próximo 31 de julio. Así lo dio a conocer a EL COLOMBIANO el jefe de la oficina de Asuntos Regulatorios del Ministerio de Minas y Energía, Camilo Tautiva.

“El viernes 29 de junio recibimos todos los comentarios de los sectores involucrados y en este momento los estamos analizando”, indicó el funcionario.

Por lo pronto, Minminas tiene publicado en su página web un borrador de resolución, en el que señala que la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) estará a cargo de implementar el mecanismo para la contratación a largo plazo de proyectos de generación de energía eléctrica en el mercado mayorista (ver gráfico).

“La Upme deberá, entre otros, publicar el pliego de bases y condiciones específicas de dicho mecanismo considerando los lineamientos establecidos en la presente resolución”, se lee en el documento.

El director de la Cámara de Grandes Consumidores de Energía de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Daniel Romero, señaló que con la entrada en vigencia de la resolución se da luz verde para que se adicione energía al Sistema Interconectado Nacional (SIN), que hasta mayo contó con una capacidad efectiva neta promedio de 16.864,87 megavatios (MW), según cifras de la filial de ISA y administradora del mercado de electricidad del país, XM. “Al ser por medio de una subasta tendrá una formación de precios eficiente”, apuntó Romero.

Sobre ello, el director de la Asociación de Energías Renovables (SER Colombia), Alejandro Lucio Chaustre, puntualizó que hoy en día las energías no convencionales son más económicas que las tradicionales (hidráulica y térmica), pese a que muchas personas consideran que son más costosas debido a la tecnología con la que trabajan y que con su ingreso al SIN, el servicio eléctrico de los hogares colombianos aumentará.

“A través de subastas a largo plazo, como las que está proponiendo el Gobierno Nacional por medio de Minminas, en países como México se pagan 20 dólares por MW, mientras que un usuario en Colombia puede pagarlo entre 70 y 75 dólares”, detalló Lucio Chaustre.

El directivo de SER Colombia resaltó, además, que la implementación de este tipo de mecanismos diversificará la matriz energética del país, es decir, el tipo de recursos (como agua, gas, biomasa, sol, viento, carbón, entre otros) que se utilizan para proporcionarle energía a los ciudadanos y así evitar que en contingencias climáticas (como el Fenómeno de El Niño) surjan fallas en el servicio eléctrico nacional. Hay que recordar que la mayoría de la energía del país se produce gracias a fuentes hídricas, que hasta mayo tenían una participación del 65,78 % en el SIN (ver Paréntesis).

Ello se alinea con el propósito principal de lo expuesto en el borrador de resolución de subastas: “Asegurar una adecuada prestación del servicio mediante el aprovechamiento eficiente de los diferentes recursos energéticos, en beneficio del usuario en términos de calidad, oportunidad y costo del servicio”.

Hay que esperar hasta final de mes para que entre en vigencia la resolución. Sin embargo, su implementación quedará en manos del gobierno del presidente Iván Duque.
A un paso para subastar energías no convencionales en Colombia

Contexto de la Noticia

Credicorp Capital, firma especializada en asesoría financiera, señaló a través de un comunicado de prensa a finales del mes de mayo que de no suplirse los MW que debe inyectar Hidroituango, podría generarse un déficit de energía e incrementarse los precios del servicio eléctrico. “Durante la última escasez de electricidad, debido al fenómeno climático de El Niño en octubre de 2015, los precios de la energía alcanzaron un máximo histórico de 1.106 pesos/kilovatio-hora (actualmente 76,8/kWh)”, detalló.


Powered by