Economía de bolsillo | Publicado el

Que las rebajas no le aumenten sus deudas en enero


FOTO ARCHIVO

Pagar en efectivo es la primera recomendación para aprovechar la temporada de rebajas que se extiende hasta mediados de enero, en particular, si al usar su tarjeta de crédito elige plazos de más de un mes.

Es decir, analice si la fecha que estipuló para pagar la mercancía le alcanza para reunir el dinero; sus posibilidades financieras. En todo caso, se aconseja asegurar la copia del comprobante de pago para llevar un registro de sus gastos, y evite hacer avances del dinero plástico, ya que las comisiones suelen ser elevadas.

Guardar el recibo también le será de utilidad cuando necesite devolver “esas prendas que cogió en el frenesí de las rebajas o las que le hicieron cambiar de opinión al llegar a casa”, aconsejan en tiendas del centro comercial Santafé.

A principios de cada año, la industria de la moda lanza nuevas colecciones y rematan las anteriores, “manteniendo un estímulo en los precios de oferta”, explica la administradora del centro comercial Mayorca, Diana Castaño.

Pero esta es también la época en que muchas familias deberán ajustar su presupuesto y destinar gran parte de él para gastos relacionados con la educación de sus hijos: matrículas, uniformes, útiles escolares, tecnología y calzado entran a sumar dentro de los productos más demandados. Sin olvidar obligaciones como el pago del impuesto predial.

Por tanto, antes de ponderar tallas, telas y colores, examine con cabeza fría el dinero con que cuenta y elabore una lista de lo que necesita.

De lo contrario, “corre el peligro de hacer compras y antojarse sobre la marcha de artículos que no tenía en mente”, comentó el director de la Maestría en Administración de la Universidad del Rosario, Alejandro Useche.

En resumen, concéntrese en el bien que ya planificó comprar y lleve el dinero justo, cargar grandes montos puede incitarlo a más gastos.

Luego de las fiestas decembrinas, cuando se han utilizado ingresos como la prima, para hacer regalos o viajes, revise el estado de sus finanzas, para tener prudencia, “que hace verdaderos sabios”, como reza uno de los gozos de la novena navideña. Si guardó una parte de esos recursos, es recomendable pagar deudas.

La firma Raddar calculó que cada hogar gastó en diciembre de 2017 unos 919.680 pesos en regalos, obsequios, cena navideña, vestuario y decoración, entre otros.

Hay una medida que puede ser útil: los gastos fijos como vivienda, salud, educación y transporte no deben exceder un 70 % de su salario, mientras que el 30 % restante debe enfocarlo en el pago de la deuda, recomienda la firma consultora de crédito Resuelve tu Deuda.

¿Qué mercancía ofrecen?

Las promociones o liquidaciones de almacenes, desde la teoría comercial, se explican por el hecho de que es difícil que los productos que no se vendieron en Navidad, se despachen después.

Pero lo anterior tiene trampas, señala el presidente de Raddar, Camilo Herrera: “La primera, y más obvia, es que lo que no se vendió, claramente no fue preferido por la gente y, por eso, en estas liquidaciones no está lo bueno”.

La mejor hora para visitar un centro comercial en alta temporada es en el horario matutino, especialmente hacia el medio día, indicó la directora de El Tesoro, Adriana González. De esa forma, evita la congestión de clientes.

Normalmente, para Navidad, algunos malls extendieron una hora más su atención al público. Pero en enero conservan su horario habitual de 11 a.m. a 9 p.m., de lunes a sábado, y de 11 a.m. hasta las 8 p.m., los domingos.

González añade que las marcas locales se han ido adaptando a las fechas de las internacionales para salir de inventarios; en enero y a mediados de año, “y los centros comerciales en su página web y redes sociales hacen eco de esas temporadas”.

Los descuentos esporádicos son lo que dice la teoría. En la práctica, los almacenes llevan muchos meses en rebajas, entonces el efecto de búsqueda de precio ya no es tan interesante y el surtido tampoco, reitera Herrera.

De acuerdo con Santafé, las rebajas tienen etapas: “Tal vez un descuento del 20 % no te anima a comprar una prenda, pero sí puede serlo un 50 %”.

El porcentaje de promoción está a discreción de cada almacén o marca, al estar en una economía de libre mercado, dijo el director ejecutivo de Fenalco Antioquia, gremio de los comerciantes, Sergio Ignacio Soto.

De otro lado, a veces la mejor opción no es la tienda que en sus vitrinas pega letreros con números negativos acompañadas de un gran signo de porcentaje.

“Los establecimientos nos ofrecen productos con precios que realmente no son tan bajos si los comparamos en otras temporadas. Es importante evaluar precios”, precisa Useche.

Por su parte, el gerente corporativo de Surtimayorista (formato cash and carry del Grupo Éxito), Rafael Fernández, recomienda preguntarse si el producto que adquiere le está generando satisfacción a su necesidad, antes que optar por una u otra marca. Agrega que incluso los precios de promoción, en ocasiones, terminan siendo los mismos o más altos que los de un formato de bajo costo, aún teniendo las mismas características o funciones. Haga cuentas.

90

días no deberían exceder los plazos fijados para compras con tarjetas de crédito.

Si compra en promoción con tarjetas de créditos, podría terminar pagando un precio más alto. No elegir plazos de más de un mes y tener un presupuesto puede ayudarle a cuidar sus finanzas.
Recomendaciones para cuidar su bolsillo en temporada de promociones

Contexto de la Noticia

· En Colombia circulaban, al 10 de diciembre, unas 14 millones de tarjetas de crédito, dijo la Asociación Bancaria de Colombia (Asobancaria).

· Es recomendable usar las tarjetas de crédito para comprar bienes durables, como electrodomésticos o ropa, en lugar de comida.

· La temporada navideña y de principios de año dinamiza el empleo del sector comercio.

· Esté atento de los vencimientos de pago de sus tarjetas de crédito, para no incurrir en mora.

· Ante la mayor masificación del comercio electrónico, aproveche para comprar precios entre portales.


Powered by