Negocios | Publicado el

Dian aclara dudas sobre nuevas normas de comercio


ILUSTRACIÓN EMERSON

Desde el 2016 inició el gran cambio de la normativa para realizar operaciones de comercio exterior a través de la expedición de dos decretos: el 390 de 2016 y el 349 de 2018.

La promesa de renovación del Estatuto Aduanero ha estado empañada por el tiempo que ha tomado poner en operación del nuevo sistema informático de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacional (Dian), del que dependen varios cambios a la luz de las operaciones.

También su aceptación se ha dificultado por la existencia paralela de estas normas, más el Decreto 2685 de 1999, y han generado dudas en los empresarios sobre qué norma usar, así como la posible discrecionalidad a la luz del régimen sancionatorio.

Para aclarar las inquietudes EL COLOMBIANO habló con el director de la entidad, Santiago Rojas, para plasmar las preguntas que sobre este tema existen, tras consultar a reconocidos abogados en la materia como Pedro Sarmiento, socio de Tax and Legal de Crowe Howarth Colombia, y Carolina Vega, asociada senior de la firma Ibarra Abogados, y a docentes como Juan Carlos Rondón, director de la Maestría de Comercio Internacional de Prime Business School, de la Universidad Sergio Arboleda, y líderes gremiales como, Diego Rengifo, vicepresidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex).

El tema se vuelve cada vez más relevante si se tiene en cuenta que en la base de datos de infractores la Dian tiene 202.152 registros de infracciones en firme y entre 2015 – 2017 ha proferido 11.547 actos administrativos por valor de 186.415 millones de pesos.

Aquí presentamos las respuestas que esperamos ayuden a esclarecer el panorama ante la cantidad de normativa simultánea vigente.

¿Qué implica el cambio con estas dos normas?

“Lo importante, es que las normas lo que están haciendo es cambiar radicalmente el sistema aduanero con miras a facilitar el comercio exterior para que en un tiempo de 48 horas se pueda hacer desaduanamientos sin sacrificar el control. El eje central de estos decretos es que la aduana va a examinar con lupa a aquellos que no son de confianza, y los otros, de confianza que han tenido un buen comportamiento (no tienen sanciones), van a tener un tratamiento privilegiado y a hacer sus operaciones de comercio exterior muy fácil”.

¿En qué se concentra cada norma?

“El primer decreto estaba concentrado en la facilitación de comercio exterior. El segundo, en el tema sancionatorio”.

¿Qué está vigente y qué no?

“Al final de ambos decretos se aclara. Por ejemplo, en el artículo 203 del 349 de 2018, se dice que la vigencia inició el 7 de marzo de este año. Que los artículos que modifican el anterior (390) también lo hacen, con las condiciones sujetas al artículo 674 y que las modificaciones realizadas a la normativa de 1999, (Decreto 2685) entran en vigencia en marzo”.

¿Qué de lo que pedían los empresarios entró en vigencia en marzo?

“El sector privado estaba solicitando que entraran en vigencia inmediata algunas de las grandes ventajas, por ejemplo: que no se sancionen por motivos de errores de forma a los usuarios, esta disposición entró en vigencia en marzo de este año. Que se pudieran hacer operaciones de manera directa sin acudir ante una agencia de aduanas. Lo que está claro es que el grueso del régimen entrará en vigencia cuando entre el sistema informático de la Dian”.

¿Cuál es el cronograma previsto?

“En julio de 2018, la Dian debe presentar el nuevo sistema informático, en su primera fase y en la cual lleva trabajando dos años. En esta nos concentraremos en carga, tránsito y tráfico postal. La carga es el corazón del proceso pues en esta se surten todas las formalidades en las zonas primarias, es el control previo y de donde se desprende lo demás.

La segunda etapa para sistematizar comenzará pruebas en el segundo semestre y entre octubre y noviembre de este año esperamos tenerlo listo. Este es el de desaduanamiento.

La Dian ya emitió la resolución 2429 de 2018 por medio de la cual definió las disposiciones para la implementación de los dispositivos electrónicos de seguridad utilizados en el seguimiento y control de las operaciones de comercio exterior, para el régimen de importación”.

¿Cuánto se ha invertido en este sistema informático, el corazón del Estatuto y cómo va su apropiación?

“Este es un sistema desarrollado por la Dian luego no hay una inversión específica para este rubro, adicional al gran esfuerzo de los funcionarios. Contratamos alrededor de 50 ingenieros adicionales, pero no ha habido un contrato específico para desarrollar el software en materia de aduanas. El sistema de gestión de riesgo que funciona en la Dian, fue donado por Uruguay. Lo que se ha invertido es tiempo y dedicación. Quienes han desarrollado el tema han pasado pruebas para esto, incluso, el polígrafo”.

Se ha hablado desde el sector empresarial con mucho temor por la clasificación de ser un usuario de confianza, ¿qué aclaraciones nos puede dar al respecto?

“La Dian ya cuenta con este sistema de gestión de riesgos, se han logrado muchas aprehensiones gracias a este y lo que hace es cruzar información, con por ejemplo el número de sanciones sobre el número de operaciones que maneja; sanciones por temas de contrabando abierto o que hayan sido no por errores de forma, y eso lo arroja con una categorización de un nivel de riesgo: alto, medio y bajo, con base en la historia”.

¿Puede haber movilidad en esas categorías?

“Sí, claro. Es dinámico”.

¿Hoy ya está esa clasificación y si es así, cuántas empresas están en cada una? ¿El tamaño es un factor relevante para evaluar el nivel de confianza?

“No le podría dar un número, lo que sí se usa es para inspecciones físicas. El tamaño no importa en absoluto, lo que importa es el comportamiento del pasado, en impuestos (devoluciones de impuestos) y aduanas”.

¿En este mecanismo de riesgo hay un espacio para que el empresario explique?

Sí.

¿Cómo avanza la categorización de Operador Económico Autorizado (aquel usuario de máxima confianza)?

“Ya van más de 40, tanto en exportadores como en importadores. Es un tema nuevo, cualquiera lo puede autorizar, pero para esto requiere pasar unos exámenes muy rigurosos. Para llegar a ser OEA se tienen que pasar filtros muy importantes. Va a llegar una época en que va a ser muy relevante para las importaciones. Ya el tema está tomando forma y cada vez se van a ver más los beneficios”.

¿Hay cabida para negociar nuevos cambios?

“Lo bueno de este proceso es que ha sido altamente concertado. Con el sector privado hemos coincidido en que si hay ajustes qué hacer, se podrán realizar. Sin embargo se espera que con estos dos decretos se pueda tener un estatuto aduanero que dure por décadas y garantizar así una seguridad jurídica a los usuarios”.

¿Cuándo va a estar todo implementado?

“Se ha puesto como fecha máxima noviembre de 2019”

El nuevo estatuto aduanero busca ponerse a tono con la tecnología. La implementación informática, que traerá cambios relevantes en la relación empresa - Estado, despierta expectativas.

Contexto de la Noticia

Los agentes de comercio exterior no serán sancionados por errores formales, así, se diferencian de las infracciones sustanciales que afectan el fisco y la seguridad nacional.

Admite la entrega de documentos soportes de las operaciones aduaneras en archivos electrónicos. Así como su conservación a través de estos mecanismos.

Los empresarios pueden declararse en contingencia si tienen fallas informáticas en sus sistemas.

En una importación definitiva de un bien de capital, sus partes o accesorios, el empresario puede pagar de manera diferida en los derechos de impuestos hasta por cinco años.

Los Operadores Económicos Autorizados no deben constituir garantías que respalden en “el cumplimiento de obligaciones de la Dian”, además puede identificarse como agente de carga, transportador de aduanas o depósito.

Ninguna operación requiere de una agencia de aduanas para realizarse.

Los importadores pueden recuperar las mercancías identificadas como sobrantes, excesos, o con errores en la descripción de las cuales antes la única opción era la aprehensión

El análisis integral para la evitar aprehensiones incluyen errores de descripción y de cantidades.

Toda la carga que un operador de envíos de entrega rápida y mensajería expresa que viene a otros países y cuyo destino no es Colombia, se podrá presentar a la autoridad aduanera al amparo de una solo guía de transbordo.

Los exportadores podrán autocertificar que el producto cumple con el origen requisito para acceder a beneficios, por ejemplo de los tratados de comercio a través de la figura de exportador autorizado.

Santiago Rojas
Director de la Dian

Es abogado de la Pontificia Universidad Javeriana, y cuenta con una especialización en Negociaciones y Relaciones Internacionales de la Universidad de los Andes. En el sector público se ha desempeñado como Ministro de Comercio, Industria y Turismo y Viceministro de Comercio Exterior. Así mismo, en el año 2001 y 2002 ejerció como director de la Dian.

Fue director Técnico del Ministerio de Comercio Exterior y del Instituto Colombiano de Comercio Exterior (Incomex). Ejerció como asesor Comercial de la Misión de Colombia ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) en Ginebra, Suiza, y como asesor externo del Gobierno Nacional para los temas jurídicos del TLC entre Colombia y Estados Unidos durante el proceso de negociación.


Powered by