negocios | Publicado el

A Medellín le falta conexión global para emprender

ElColombiano
Gregg Bauer ha fundado varias compañías de tecnología en materiales inteligentes y fue pionero en la formación de Internet de las cosas (IoT) con Axeda Systems. FOTO el colombiano

Por Andrea Ballesteros Altuve

Para el estadounidense Gregg Bauer, empresario y socio fundador del Centro de Innovación, Excelencia y Liderazgo de Cambridge (IXL Center, por su nombre en inglés), Medellín tiene los elementos para hacer buen emprendimiento: personas con ética de trabajo duro y conocimiento. ¿Cuál es su debilidad? La desconexión global.

Más de 25 años trabajando en el mundo de los negocios en Estados Unidos e impulsando proyectos como la empresa de desarrollo de riesgo, Venture Development Firm; y la compañía global de desarrollo de energía, S2NRG; le dan a Bauer argumentos sólidos para hablar sobre emprendimiento.

Por ello, EL COLOMBIANO conversó con el empresario sobre cómo ve el emprendimiento en Medellín, cuál es la fórmula para crear negocios exitosos y cómo afrontar el fracaso, el papel de que juega el gobierno en esta materia, entre otros temas.

¿Qué es el IXL Center?

“Es una organización ubicada en Boston que ayuda a corporaciones, gobiernos, universidades y personas a desarrollar soluciones innovadoras exitosas. Cuenta con incubadoras, aceleradoras, mentores, servicios legales, financieros y de mercadeo para los más de 400 emprendimientos que allí se desarrollan.

Este es solo uno de los muchos centros de emprendimiento que hay en Boston para generar emprendimientos exitosos”.

Ya que habla de negocios exitosos, ¿cómo se llega a eso?

“Aunque el trabajo fuerte juega un papel importante también lo es la suerte. Está en ti construirla o esperar a que te llegue.

También hay que tener presente otras cosas: un buen equipo de trabajo con gente inteligente, inversionistas, un ecosistema de emprendimiento y tener el respaldo de universidades, corporaciones y gobiernos”.

Sobre el tema del dinero, ¿cuánto se necesita para emprender?

“Eso es relativo, depende de muchos factores y uno de ellos es el tipo de negocio que se quiere desarrollar. Por ejemplo, mi hijo está creando una app junto a un amigo en California, uno de los lugares más caros para innovar. Ambos han invertido en tres meses 60 mil dólares”.

Eso es una suma elevada, ¿qué se debe hacer para no arriesgar una inversión?

“Es fundamental probar las ideas antes de invertir mucho dinero en ellas, pues no siempre responden a las necesidades del mercado y eso es lo más importante. Solo porque se piense que una idea es buena no quiere decir que otros lo consideren así.

Las cosas no suelen suceder como se piensan, por ello es fundamental ser flexible”.

Si no se logra el éxito, ¿cómo se puede enfrentar el fracaso?

“Pasar rápido la página, pensar mucho tiempo en ello no permite avanzar. Hay que ocuparse en hacer el proyecto más exitoso.

El mejor ejemplo de ello es el comportamiento de la madre naturaleza: siempre evoluciona, tiene errores pero no los repite, construye sobre lo que es exitoso”.

Usted mencionaba que los emprendedores deben recibir apoyo de las universidades, las empresas y los gobiernos, ¿cómo pueden ayudar estos últimos?

“Deben crear políticas públicas que impulsen el desarrollo de los emprendimientos. En Boston, por ejemplo, se aplican impuestos diferentes a este sector.

El Estado también tiene entre sus responsabilidades la creación de centros como IXL Center, que sirven para atraer inversiones de compañías nacionales y extranjeras que buscan alimentarse de comunidades de emprendimiento.

Eso ha hecho que grandes compañías como General Electric, Amazon, Facebook, Instagram y Google pongan sus ojos en esa ciudad estadounidense e instalen sus operaciones allá”.

¿Eso puede pasar en Medellín?

“La capital antioqueña cuenta con algo muy importante: personas con ética de trabajo duro, un alto nivel educativo y fuertes valores familiares. A mi juicio, esos son los elementos centrales para crear emprendimientos de calidad.

Ciertamente, en la ciudad se están creando muchos emprendimientos, pero en mi opinión son muy básicos: restaurantes, tiendas, etc.

Para mí, lo que aún está ausente en Medellín para crear negocios más diversos e innovadores es la interacción entre la universidad y los emprendedores. Y esto se debe a que la región no está conectada con la economía global, no dispone de ecosistemas de emprendimiento realmente integrados y que respalden a las personas”.

Entonces, ¿cómo puede lograrlo?

“Es necesario que se creen puentes en donde los colombianos puedan salir y aprender en otros lugares donde se estén llevando a cabo este tipo de procesos de innovación, como Boston, y luego regresar a aplicar aquí los conocimientos adquiridos. Personas de Polonia, República Checa, Francia, México, China, España, Holanda y Australia ya lo están haciendo.

Si acá se dedican a eso, Medellín podría convertirse sin duda alguna en un centro de expansión para los países de Latinoamérica” .

La capital antioqueña tiene los elementos centrales para crear emprendimientos de calidad. ¿Su principal barrera? La desconexión con la economía global, según el empresario Gregg Bauer.

Contexto de la Noticia

gregg bauer
Socio fundador de IXL Center
Nacido en Ohio, EE. UU., se graduó como Ingeniero en Eléctrico en la Universidad de Pensilvania. Es miembro de varias juntas de la Universidad de Ohio. Además es el director ejecutivo de S2NRG, compañía que hoy en día trabaja para traer proyectos de energía híbrida a Colombia. También es piloto comercial con licencia y vuela para Angel Flights, organización sin fines de lucro que ofrece transporte gratuito a pacientes con enfermedades graves.

Powered by