Deportes | Publicado el

Semilla deportiva de Medellín emerge en sus comunas


Mariana Jiménez Lotero FOTO cortesía-c.galapagos

Desde hace tres años la vida de Mariana Jiménez Lotero se volcó al hockey subacuático.

Lo que empezó como una simple inquietud juvenil por un deporte no tradicional, se ha convertido en el estilo de vida de una joven que todos los días, sin importar el cansancio o las dificultades económicas, se sube al metro rumbo al lugar donde es feliz: las piscinas del complejo acuático en la unidad deportiva Atanasio Girardot.

Ese escenario es como la segunda casa de esta adolescente que celebró sus 16 años en Australia, algo jamás imaginado para ella que nació, creció y vive en Robledo La Aurora, y que en julio pasado disputó con Colombia el Mundial de la disciplina en Hobart, alcanzando el cuarto lugar.

Esa experiencia, unida a todo lo que ha conocido gracias al hockey, la han ayudado para alentar a sus amigos y vecinos para que se vinculen en las Escuelas Populares del Deporte.

“No importa lo que practiquen, lo que quiero es que ellos puedan, así como lo he logrado yo, cumplir sueños, pensar en grande, viajar y disfrutar gracias al deporte de experiencias de vida que nunca pensé iba a tener”.

Añade que por medio de la actividad atlética no solo ha aumentado el número de amigos, sino que ha mejorado en temas como disciplina, responsabilidad e independencia, que se adquieren al entrenar.

Ganas, entre los requisitos
Mariana, quien se desempeña como defensa y entrena cuatro veces a la semana, espera que más padres de familia y niños sigan aprovechando esta oferta deportiva del Inder que, asegura, cambia vidas, como le pasó a ella y a muchas atletas.

Los requisitos que se exigen en las Escuelas Populares para ingresar son: copia de la tarjeta de identidad y del sisben o la EPS y muchas ganas y compromiso.

“Las personas se pueden acercar a cualquiera de las 57 EPD de la ciudad (ver infografía), preguntar si hay cupos en la disciplina que les gusta o en el que les llame la atención. Se inscriben y empiezan a entrenar, es así de sencillo”, confirma Freddy Miranda, formador de Mariana y otros 90 alumnos que hacen parte del programa en edades entre 8 y 28 años.

El programa funciona en las 16 comunas y cinco corregimientos de la ciudad, con deportes individuales y colectivos, además de actividades recreativas .

Los formadores de las Escuelas Populares del Deporte se convierten en “padres” para los niños y jóvenes. Comparten, viven y sueñan con ellos en su desarrollo deportivo y personal.

Powered by